Semana 11 de la NFL

Los kickers intentan invadir la tierra y fallan 12 extrapoints

Nunca en la historia de la NFL se habían fallado tantos extrapoints en una sola jornada y en este artículo intentamos explicar el origen de este suceso inexplicable.

Los kickers intentan invadir la tierra y fallan 12 extrapoints
Michael Reaves AFP

Están entre nosotros. Llevan mucho tiempo observándonos. Y quieren conquistar la tierra. Esclavizarnos. Por fin, ayer decidieron pasar a la acción y dar inicio a las hostilidades. Vienen de muy lejos, han esperado con paciencia el momento exacto y no tendrán misericordia.

Se han infiltrado en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Alguno, quizá, es un compañero de trabajo, que trabaja codo con codo a vuestro lado e incluso se ríe de vuestra bromas, mientras piensa cómo os devorará cuando llegue el momento. Incluso puede ser vuestra esposa o marido, y no me digáis que nunca pensasteis que quizá sea extraterrestre. Se camuflan de forma perfecta y pasan por humanos. Pero ahora se quitarán la careta y comenzarán a aplastarnos. Sin piedad. Como si fuéramos insectos.

Adjunto un enlace con un vídeo sobrecogedor, no apto para menores ni para enfermos de corazón o gentes especialmente sensibles, en el que se pueden apreciar sus modernos sistemas de comunicación. En él podréis ver cómo dieron sus primeras órdenes de conquista, para que fueran observadas por los de su especie desde todas las esquinas del globo. Quizá vosotros solo veías patadas que van sin ton ni son, a cualquier lugar lejos de entre los dos palos amarillos. Pero en vuestra ignorancia no os dais cuenta de que una ordenaba la conquista de Sydney, otra la toma de Tokio, de Pekín, de Paris… Doce enclaves decisivos para iniciar la conquista del mundo con garantía de éxito. Incluso, si os fijáis con detalle, se intuyen tentáculos bajo algunos cascos y algún que otro cabrón con cara de conejo. VER VÍDEO.

Y mientras nosotros, en nuestras casas, nos reíamos a carcajadas contemplando incrédulos la incompetencia de los pateadores convertida en epidemia, ellos, bajo sus cascos, se relamían con malicia ante el éxito de su misión. Mike Nugent (Cincinnati Bengals) y Robbie Gould (New York Giants) lanzaron dos fuera. La explicación es sencilla: el mensaje transmitido en la primera patada no fue el correcto, y tuvieron que rectificar con otro código en un segundo intento. Connor Barth (Chicago Bears), Matt Prater (Detroit Lions), Jason Jackson (Jacksonville Jaguars), Kai Forbath (Minnesota Vikings), Cody Parkey (Cleveland Browns), Stephen Gostkowski (New England Patriots), Steven Hauschka (Seattle Seahawks) y Dustin Hopkins (Washington Redskins) solo necesitaron una patada para transmitir su mensaje de muerte y destrucción.

Incluso hay rumores de que Blair Walsh se buscó una portería en medio de la nada para confirmar cada información y dar el visto bueno. Como sabéis, Walsh es un maestro en eso de enviar mensajes cifrados en sus patadas a ninguna parte. Su despido a última hora a punto estuvo de dar al traste con la operación, pero forbath llegó al rescate en el último momento.

Todo lo que os cuento es fácil de comprobar revisando el vídeo de cada patada. Como veréis, entre los palos amarillos se creó en todos los casos un campo de fuerza que repele los balones, que en muchos casos parecen volar rectos y, en el último instante, recorren una trayectoria imposible que les expulsa del interior del agujero negro por el que en esos mismos instantes estaban entrando en la tierra las fuerzas invasoras, aún invisibles. Si no sois capaces de apreciarlo, os recomiendo el uso de gafas de tres dimensiones. Podréis observar el detalle con menos precisión, pero con muchos colorines.

No es la primera vez que se pone en marcha la invasión. De hecho, en siete ocasiones los kickers ya habían fallado 10 extrapoints en una jornada, la última vez en la semana 2 de 1985, pero en todas ellas la ofensiva terminó frustrada por una mala coordinación. De hecho, tras esos dolorosos fracasos, su quirúrgico cuerpo de espionaje, también infiltrado en las oficinas centrales de la NFL (o es que ahora alguien va a creer que Goodell nació de verdad en Jamestown) movieron los hilos necesarios para cambiar el reglamento. Y que las patadas que antes eran de 20 yardas (con snap en la 2), ahora sean de 33 (desde la yarda 15). Con ese simple detalle, que encima gustaría a los humanos como un nuevo aliciente, asegurarán que nuestra rendición sea ahora inevitable.

¿Os parece una explicación ridícula de lo sucedido el domingo? Fenomenal. ¿Tenéis alguna mejor? Necesito que alguien me explique de forma racional cómo fue posible que el domingo se fallaran 12 extra points, récord absoluto de todos los tiempos en la NFL. Nunca, nunca, nunca, los kickers fueron tan imprecisos como en este 20 de noviembre de 2016.

Mientras tanto, seguiré comprando latas de caballa en el supermercado de mi barrio para llenar mi alacena en previsión de lo que se avecina. tras el día en que los kickers extraterrestres comenzaron la invasión de la tierra.