Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Final ATP World Tour
  • Fórmula 1
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
rafael_nadal Rafael Nadal Rafael Nadal
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
rafael_nadal Rafael Nadal Rafael Nadal
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Fórmula 1
1 1:07.508

M. Verstappen

Red_bull

2 a 1:07.631

S. Vettel

Ferrari

3 a 1:07.699

L. Hamilton

Mercedes

20

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Ascenso MX Apertura
Atlante Atlante ATE

-

Mineros Mineros MIN

-

Tampico Tampico TAM

-

Celaya Celaya CEL

-

Miami Dolphins

Adam Gase y la transformación de los nuevos Miami Dolphins

Pese a ser el coach más joven de la NFL, Gase sabe que el juego se trata de fundamentos. Gana el duelo en las trincheras, ganas el partido. Regla número uno, no inventes football.

Adam Gase y la transformación de los nuevos Miami Dolphins
Steve Mitchell USA Today Sports

Recuerdo la primera vez que jugué un videojuego que involucrara más de una palanca y un botón. Tendría yo unos siete años y aquel Mario pixeleado en un consola de Nintendo, representaba algo más que un mundo de posibilidades, era todo un desafío.

Cuando quería saltar, disparaba, cuando quería disparar, saltaba. Y siempre me movía conforme lo hacía el monigote en aquel armatoste de televisor. Después de un par de semanas, por fin aprendí a manejarlo. A Adam Gase le ha sucedido exactamente lo mismo al frente de los Dolphins.

La transición de ser coordinador o coach asistente a entrenador en jefe no es sencilla. Muchos de ellos no tienen éxito inmediato al no saber delegar funciones o no saber de qué hacerse cargo personalmente. Creo que eso fue lo que le sucedió a Gase en primera instancia.

Ahora es evidente que ya sabe para qué sirve cada botón en su control, y está aprendiendo a utilizarlos muy bien.

Se puede establecer el argumento de que la racha de tres victorias de Miami está ligada a un calendario que equivale al primer mundo del tan mencionado Mario Bros, y no se estaría del todo equivocado. Pero una cosa es jugar el mundo y otra muy distinta es pasar de nivel.

A fin de cuentas, entre sus tres triunfos en fila hay dos ante equipos que llegaron con marca ganadora y otros dos ante rivales divisionales, que nunca son sencillos. No se les puede restar mérito a los Dolphins.

Pese a ser el coach más joven de la NFL, Gase sabe que el juego se trata de fundamentos. Gana el duelo en las trincheras, ganas el partido. Regla número uno, no inventes football.

En el football actual, como en otros deportes, muchos dan prioridad a la forma sobre el fondo, Gase no. Sabe que líneas ofensiva y defensiva son el lugar en donde nace todo. De ahí el éxito de la segunda mejor ofensiva en yardas por acarreo y de que Tannehill se mantenga en una sola pieza pese al tiempo que le toma deshacerse del balón.

En el costado defensivo, sus números indicarían que son vulnerables en todos los aspectos, con el pequeño detalle de que encabezan la liga con el menor porcentaje de terceros downs convertidos. Eso, amigos míos, se llama eficiencia.

Alguna vez escuché al mejor deportista que han visto estos ojos, Roger Federer, decir que no hay que ganar todos los puntos, solo los importantes. Lo mismo hacen Gase y su coordinador Vance Joseph con estos Dolphins. No defienden todos los downs, solo los que importan.

Mantén a tu defensiva fresca, domina el ataque terrestre y el control de balón, machaca al rival con el ariete Ajayi. A mí me suena como un buen plan.

Gase es un especialista ofensivo que fue capaz de convertir a Jay Cutler en un quarterback por encima del promedio. Está muy consciente que que Ryan Tannehill no tiene ni la mitad de talento de Cutler (lo que es algo muy triste incluso de teclear) y que bien o mal, nunca dejará de ser un receptor convertido en quarterback.

Entonces, lo mejor es dejar de creer que es un quarterback franquicia, y limitarse a ponerlo en situaciones donde esté cómodo, darle tiempo y limitar su margen de error.

Ahí es donde interviene Jay Ajayi, dándole balance a un ataque talentoso, pero que ha ejecutado desde hace tiempo por debajo de las expectativas. No es coincidencia que durante la racha ganadora de los Dolphins Ajayi acumule 529 yardas y cuatro touchdowns.

Gase ya lo sabe. Boton A, Tannehill. Boton B, Ajayi. Nota mental, apretar el botón A lo menos posible.

Y ahora que ya sabe utilizar el control y va dominando su nuevo puesto, a Gase se le abren un mundo de posibilidades. Solo basta echar una mirada al calendario restante de Miami. ¿Podrá rescatar a la Princesa Peach? Poco probable, pero de que seguirá pasando niveles queda poca duda.