Kansas City Chiefs

Los Chiefs son el mejor equipo de las últimas 20 jornadas

El equipo de Kansas City ha ganado 17 partidos con tan sólo tres derrotas desde el pasado 18 de octubre, el mejor récord de toda la liga.

Los Chiefs son el mejor equipo de las últimas 20 jornadas
JAMIE SQUIRE AFP

En algún momento, cuando tengáis un rato libre, sería bueno que nos parásemos a pensar, como comunidad de seguidores de la NFL, sobre la tremenda capacidad que tenemos, que hemos tenido, que estamos teniendo, de infravalorar a los Kansas City Chiefs.

Leía hoy que en el periodo de los últimos 20 partidos disputados por cada equipo en la liga ninguno tenía el récord del equipo de Andy Reid: 17 ganados y cero perdidos. Es el mejor balance de victorias y derrotas desde el pasado 18 de octubre del año 2015.

Fue entonces cuando perdieron su último duelo de la pasada temporada regular. Desde ese instante enlazaron diez triunfos consecutivos en liga regular, uno más en playoff frente a los Houston Texans para ir a morir a donde van a morir todos los equipos buenos-no-geniales de la AFC: a Fóxboro, palmando con los Patriots y poniendo fin a su temporada. Si sumamos su 6-2 de ésta actual campaña nos sale ese mondo y lirondo 17-3 que nadie puede igualar.

En el medio de sus resultados hemos visto sufrir a los Denver Broncos en noviembre y diciembre, a los Patriots en un mes final de 2015 que se les atragantó, a los Carolina Panthers empezar de manera nefasta el 2016, a Steelers y Packers penar más que reír y, así, con todas y cada una de las demás franquicias de la NFL.

La gran roca firme son los Chiefs, y es hora de que les aplaudamos como debemos.

Seguimos esta liga y sabemos lo que esto significa. Casi cualquiera te puede ganar un domingo cualquiera, que reza el cliché. Estás expuesto a lesiones cruciales por parte de tus mejores hombres, y es algo que los de Kansas City no han esquivado ni por asomo. Las rachas son como montañas rusas y a todo el mundo le toca bajar en algún momento. Así que tener ese porcentaje de triunfo durante más de un año es majestuoso.

Más aún si entendemos, como creo que está consensuado, que no son un equipo grande de verdad. Que su nivel de talento es para estar en la parte de arriba de la clasificación pero no para pelear con los transatlánticos. No están entre los candidatos a ganar la Super Bowl. No lo están aunque viven en playoffs de forma casi permanente.

Andy Reid ha montado algo muy especial. No será una obra de arte, pero sí un muro de una consistencia a prueba de bombas. Ayer les faltaba su QB titular, sus dos RBs estelares, se les lesionó Jeremy Maclin en el primer cuarto, Travis Kelce se autoexpulsó... y ganaron. Hay pocos equipos en esta liga con esa fiabilidad y esa capacidad de sacar adelante los partidos.

¿Les llegará eso para pelear por el gran trofeo, para ser un dolor de cabeza de los grandes en playoffs? Nadie apostará por ello, y la experiencia nos dice que lo lógico es no tener muchas esperanzas, pero es bastante más posible eso antes que pensar en que estos Chiefs desaparezcan de los playoffs sin dejar rastro. Porque los resultados avalan la sensación de que son un señor equipo de football.