ATLANTA FALCONS

Julio Jones, a ritmo de récord de recepciones tras 75 partidos

El wide receiver de los Atlanta Falcons lleva una trayectoria increíble en la NFL y ha establecido una marca de precocidad en la competición.

Julio Jones es uno de los mejores wide receivers de toda la NFL y en su camino por la competición no deja de acumular récords.
Brian Blanco AFP

Que Julio Jones es un talento extraordinario en el mundo del football no sorprende a nadie. El wide receiver de los Atlanta Falcons se ha convertido en uno de los jugadores más destacados de toda la competición y su impacto global se puede apreciar en su justa medida cuando se observa su trayectoria hasta la fecha, que es el mejor momento para valorarle en comparación con los que le han precedido en la historia de la NFL.

En realidad, no ha habido nadie como Julio Jones en sus primeros 75 partidos en la liga. Absolutamente nadie.

Según ha comentado Randall Liu, director de relaciones públicas de la NFL, Julio Jones ha conseguido más recepciones (465) en sus primeros 75 partidos que cualquier otro jugador en la historia y, de hecho, ese total viene de sumar lo ocurrido en los primeros 74 encuentros, ya que el número 75 todavía no lo disputará hasta este domingo, en la visita a la ciudad del amor fraternal, también conocida como Philadelphia, hogar de los Eagles.

Desde su llegada a la liga en 2011, Jones se ha confirmado como uno de los nombres a seguir en la posición de wide receiver, y a excepción de su año de rookie (959) y un 2013 en el que sólo pudo disputar cinco encuentros (580), siempre ha sido capaz de alcanzar la marca de las 1000 yardas e incluso superarla con holgura.

En 2015, se mostró como la primera opción para Matt Ryan en las jugadas de pase y acumuló un total de 136 capturas para 1871 yardas, quedándose a siete del récord que estableció Marvin Harrison en 2002 para los Indianapolis Colts de Peyton Manning.

Sin embargo, este 2016 se ha mostrado algo menos participativo en el juego o si lo comparamos con la temporada anterior, pero sí se ha convertido en un estilete muy afilado y el ‘go-to-guy’ para Matty Ryan. Sus 51 recepciones le han reportado ya 970 yardas, que es una cifra extraordinaria como nos confirma las 19 yardas por captura.

Lo dicho, un puñal muy, muy afilado.

De todas formas, el ‘reinado’ de Julio Jones, récord o cómo demonios le queramos llamar puede tener sus días (o años contados). Hay un tal Odell Beckham Jr. que quizás nos suene un poco a todos y que viene pisando con fuerza en su incipiente trayectoria en la NFL.

Eso sí, el receptor de los New York Giants, que lleva 231 en 35 partidos tiene un larguísimo camino por delante para atrapar a Jones.

Y el citado Jones, tiene un recorrido infinitamente más largo para atrapar a un tal Jerry Rice, que sólo acumuló 1549 recepciones en su carrera en la NFL. Ni más ni menos que más del triple de lo que lleva Julio Jones, que lleva el mejor registro de la historia en los primeros 75 partidos de su carrera.

Glup.