Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores
MLS
Seattle Sounders Seattle Sounders SEA

-

Real Salt Lake Real Salt Lake RSL

-

Copa Libertadores

Chargers 43 – Titans 35

Melvin Gordon se da un atracón a costa de los Titans

El corredor de San Diego terminó el partido con 196 yardas de carrera, un touchdown y 65 de recepción, para destrozar a una frágil defensa de Tennessee.

Melvin Gordon se da un atracón a costa de los Titans
Sean M. Haffey AFP

Los Chargers destrozaron a los Titans en ataque y defensa durante casi toda la primera mitad. En poco más de un cuarto se pusieron por delante 17-0 con touchdowns de Antonio Gates y Tyrell Williams. A esas alturas Mariota ni siquiera había conseguido completar un pase, y DeMarco Murray llevaba 11 yardas de carrera.

Parecía que el resto del encuentro iba a ser un mero trámite, pero Mariota desperó lo suficiente en una serie aislada para completar tres pases, el último de los cuales fue para que Matthews anotara un touchdown de 16 yardas (16-7).

Esa isla en medio de la nada no despertó a Tennessee, que siguió con sus tres y fuera y con una intercepción de esas que Mariota envía con demasiada regularidad. Un pase tan flotado, tan blandito, que parecía un avión de papel que voló plácidamente hasta los brazos de Casey Hayward. Sin embargo, los Chargers, en los que Melvin Gordon se estaba dando un auténtico festín con la defensa rival dejándole auténticas autopistas, no supieron darles la puntilla.

En la última serie antes del descanso reapareció el mejor Mariota, capaz de lo mejor y lo peor en el mismo cuarto. En toda la primera mitad solo había completado 3 de 9 para 45 yardas, pero en ese drive final, magnífico, completó seis de siete lanzamientos, tensos, potentísimos y precisos, para que el resultado en el descanso fuera 19-14 tras el segundo touchdown de Matthews en el partido.

La racha de los Titans continuó en la segunda mitad con un touchdown de carrera del propio Mariota que adelantó a su equipo (19-21). Los visitantes habían remontado después de un inicio horrible.

Los Chargers devolvieron el partido a la normalidad con un drive marca de la casa. Una serie de casi 7 minutos, en la que también fueron claves las penalizaciones de la defensa de Tennessee, terminó con Melvin Gordon dentro de la zona de anotación (26-21). Pocos minutos después, Mariota sufría un fumble que era recuperado por Dwinght Lowery y retornado para una anotación más de San Diego (33-21).

El partido había entrado en su último cuarto y todos los guiones comenzaban a saltar por los aires. La defensa de San Diego ya no presionaba con éxito a Mariota, y Melvin Gordon seguía haciendo estragos (31 carreras para 194 yardas y un touchdown, 4 recepciones y 65 yardas al final del encuentro). En el caos llegaron también un touchdown de 6 yardas de pase de Mariota a Delaine Walker (33-28) y un field goal de los Chargers (36-28).

Quedaban seis minutos y volvió a aparecer el Mariota de los malos momentos, que lanzó un pase lateral en el que el cornerback tenía toda la ventaja. Brandon Flowers le robó la cartera y anotó un touchdown de 34 yardas que le dio la puntilla al partido (43-28).

Los últimos minutos fueron solo un trámite en el que Murray aún consiguió un touchdown inútil (43-35). Y aunque los Chargers ganaron al final con solvencia, y en muchos momentos fueron brillantes tanto en ataque como en defensa, siguen pareciendo un equipo al que le falta el empaque para competir con los mejores. Salpican sus partidos de regalos que les impiden marcar la diferencia. Por su parte, los Titans bajan varios escalones cuando DeMarco Murray no aparece. La defensa de San Diego solo le permitió ganar 51 yardas en 14 carreras y 29 en 7 recepciones. Sin él como motor, Mariota se ve obligado a asumir un papel protagonista en el que aún no está cómodo y que le lleva a cometer demasiados errores.