Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Clausura
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
Liga Mexicana - Clausura

TRIBUNA LIBRE

Ocho días de deporte americano por Estados Unidos

Con motivo de correr la maratón de Chicago, se puede realizar una experiencia vital al disfrutar de la NFL, la MLB y el college football.

Ocho días de deporte americano por Estados Unidos
Dylan Buell AFP

Todo empezó en abril ... bueno, miento, todo empezó en la SB XLVIII, en la que vi cómo un grupo de "parias": UDFAs, terceras, quintas rondas del draft, macarras (Wilson, Chancellor, Sherman), enfadados-con-el-mundo (Baldwin), destrozaban a los todopoderosos e intocables Broncos de Peyton Manning. Me enamoré de ese equipo y es que antes no seguía casi nada la NFL, y hasta hoy. Me dirán que soy un "bandwagoner", pero no, yo no elegí racionalmente ser de los Seahawks. Es algo que sin yo quererlo se metió muy dentro ...

Después de la SB XLIX me tuve que desconectar unos meses. Todavía duele y dolerá siempre, pero en 2015 volví con renovados bríos con 10 equipos de fantasy, Madden 16, game pass, podcasts...

Bueno, en abril salió el calendario de la NFL de 2016 y decidí que teníamos que ir toda la familia a ver en directo un partido: Seahawks@Jets, 2 de octubre. Perfecto ...

Así que, allí estábamos, en el Metlife (el C-Link de la Costa Este), para ver a un Russell Wilson con la rodilla de una pierna y el tobillo de la otra tocados ... contra unos Jets que, como QB, no sabíamos si tenían al "Fitzmagic" de la jornada 2 o al "Pickpatrick" de la jornada 3. Mucho dorsal número 12 en el Metlife, pero tengo que decir que en general me gustó más la afición de los Jets, más "classy". Y, al contrario de lo que se podría esperar, no había nada de cabreo contra Fitzpatrick por las 6 intercepciones de la semana anterior. Eso es algo que no pasaría en el Bernabéu. Lo digo porque somos todos madridistas en casa y sé que aquí se hubiera pedido la cabeza del "interfecto". Sólo oía gritos de " Cm'on, Fitzy" y cosas cariñosas por el estilo ...

Bueno, el partido fue una exhibición de Russell Wilson, muy bien también Jimmy Graham y Doug Baldwin, y la batalla Marshall-Sherman fue épica. Todo el mundo dice que quedó en "tablas". Mi impresión es que Marshall ganó a Sherman y que Sherman ganó a Fitzpatrick por sus dos intercepciones. Soy un fan de Sherman, aunque me gustaba más antes que era un "bocazas", ahora que es un padre de familia responsable es más aburrido, pero tengo que reconocer que Marshall le ganó, aunque todo esto lo baso en opiniones/sensaciones en el campo, tampoco sé dar razones "científicas" del por qué. Mi intención es algún día saber lo suficiente como para hacerlo. Como resumen, el partido fue una gozada, y en el campo se hace súper-corto y entretenido.

Bueno, la familia se volvió a Madrid y yo me quedé porque el domingo corría el Maratón de Chicago. Me fui a pasar un par de días a Canada y, cuando llegué a Toronto, coincidió que había un partido de play-offs de la MLB de los Toronto Blue Jays contra los Baltimore Orioles. Yo no tenía ni idea, y cuando salí del hotel para ir a un bar a cenar algo, me encontré un ambientazo acojonante. Me fui antes del final del partido porque todo me parecía muy aburrido (bola, strike, bola, bola, strike, strike, bola, bola, un hit de pascuas a ramos) pero... se hace más aburrido si no lo entiendes como era mi caso, y como me quedé con el gusanillo, esos días me dediqué a mirar en internet un poco las reglas y de qué iba el juego.

Con lo cual, cuando llegué a Chicago y vi que había partidos el viernes y el sábado decidí comprar una entrada para ver el Giants @ Cubs en Wrigley Field el sábado por la tarde. Tengo que decir que me ayudó a tomar la decisión un tuit de Pepe Rodríguez en el que decía que, el día anterior, en el campo de los Cubs estaba... ¡Eddie Vedder! Soy un fanático de Pearl Jam y creo que he ido a unos 20 conciertos suyos en directo. No fui por la posibilidad de verle, pero sólo ese hecho me animó ...

El día de antes del maratón quería tomármelo en plan tranquilo, así que me fui a Lincoln Park y a dar una vuelta relajada por la zona. A la hora de comer, veo un bar con una pinta interesante y entro ... Bueno, estaba hasta arriba de fans de los "Texas Longhorns" que estaban jugando contra Oklahoma ... Ambientazo, me tomo una IPA y me voy a otro bar ... Éste era de fans de los equipos de Winscosin (Packers, Wisconsin Badgers ...): tengo que decir que eran todos como muuuuy estirados comparados con los del otro bar ... A las seis de la tarde cojo el metro para Wrigley Field. Es una experiencia estar allí. Se "respira" un ambiente especial ... Huelga decir que, antes de esto, me enteré de la historia de los Cubs, de los 108 años que llevan sin conseguir unas World Series, y ... empatizé con ellos. No me compré nada del merchandising que tienen porque el azulón ése me parece ... pestoso !!!

La experiencia me gustó, pero tengo que decir que un partido de baseball, en mi humilde opinión, tiene bastante menos menos intensidad que un partido de football. Entiendo que los dos deportes que más dinero mueven en el mundo sean la NFL y el football universitario ... En cualquier caso, con el gusanillo en el cuerpo, he empezado a ver de vuelta en España algún partido más de play-offs y según vas entendiendo más el juego, más lo vas disfrutando.

Al día siguiente corrí el Maratón de Chicago (bueno, al fin y al cabo es deporte americano, no?). Allí son mucho de hacer carteles "caseros" con palabras de ánimo, de desánimo, chascarrillos ... Lo más divertido fue que, aproximadamente en el km 27, me encontré con un cartel que decía algo así como: "A estas alturas (Jay) Cutler ya lo habría dejado ...". Fue genial, me descojonaba de risa (y eso que yo ya empezaba a estar bastante "perjudicado").

La idea original era irme en coche desde Chicago hasta Green Bay después del maratón para ver el Giants@Packers. Menos mal que descarté la idea, porque no me podía casi ni mover después de terminar, así que me dediqué toda la tarde a ver partidos de football en uno de los miles de "sport bars" que hay en EEUU.

Aprovecho esto para hacer un elogio de los bares americanos. A mí me gusta ir sólo, las barras, poder comer, las IPAs (un tipo de cerveza muy amarga) y el deporte americano. En los bares allí puedes disfrutar a placer de todas esas cosas.

Bueno, el cambio de planes fue ir a ver en Charlotte el Tampa@Carolina del MNF. La ciudad no tiene nada, es la típica ciudad americana impersonal. Lo que más me gustó fue el estadio: el "Bank of America": la zona de pasillos enmoquetada, bares, mesas para sentarse, música en directo ... El partido en sí fue emocionante por el resultado, pero muy malo. Cam Newton no jugó, el suplente Derek Anderson era infame y Jameis Winston no me convenció. Me dio la impresión de que cuando era necesario sacarse algo de la chistera, se lo sacaba, pero que el 90% del tiempo practicaba un juego mediocre. De todas formas tiene como arma ofensiva a Mike Evans y para de contar. Una anécdota que me pareció curiosa. Por cada aficionado con una camiseta de Cam Newton veía a 5 con camisetas de Luke Kuechly.

Y con éstas me volví para España después de haber disfrutado un montón de las experiencias. Si es posible ... se repetirá ...