Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

Prestigiosos galardones

Premios Diario As de mitad de temporada en la NFL

Tras la octava jornada de la competición ya podemos repartir, con alegría, los galardones a los jugadores y entrenadores más destacados del curso.

Premios Diario As de mitad de temporada en la NFL
Taylor Hill WireImage

Hemos pasado la octava semana de competición en la NFL y nos encaminamos hacia la novena, así que estamos en el ecuador de la campaña. Es buen momento para entregar nuestros gloriosos y prestigiosos premios de mitad de temporada. Con ellos, y 1,10 euros, te dan un café con leche en muchos bares del territorio nacional. Vamos allá.

MVP

Tom Brady (Patriots)

Aspirante: Matt Ryan (Falcons)

Que siiiiiiiiiii, que lo sabeeeeeeeeemos, que no ha jugado cuatro partidos. Pero, con el corazón en la mano, no somos capaces de imaginar ningún jugador que haya estado a un nivel tan alto como el bueno de Brady en el tiempo que ha estado en el campo. Durante sus titularidades no sólo su equipo ha ganado todos los partidos, sino que él mismo ha presentado números que rivalizan, cuando no superan, los que ha conseguido a lo largo de su carrera. Y eso es mucho decir cuando hablamos de un candidato a mejor jugador de la historia de la NFL.

Como aspirante, en singular, nos sale Matt Ryan, Su dirección del ataque que ha ideado Kyle Shanahan, coordinador ofensivo de los Atlanta Falcons, es magistral y los Falcons se han destapado como una de las grandes sorpresas de esta primera mitad del año.

JUGADOR OFENSIVO

Julio Jones (Falcons)

Aspirantes: Zeke Elliott (Cowboys), Rob Gronkowski (Patriots)

La clave del gran ataque de los Falcons es Julio Jones. Es la llave que abre todas las puertas para el juego de carrera, para los sets con dos tight ends, tan comunes, para la búsqueda de los demás receptores. Las más de las tardes está con dos o tres defensores, y ni una queja, ni un murmullo, sabiendo lo que ayuda al equipo así. Eso los días que no brilla en los números, porque cuando lo hace saca mosntruosidades como las 300 yardas contra Carolina.

En los aspirantes, lucen Rob Gronkowski, capital para explicar los triunfos de los Patriots y jugador de la liga con más yardas por recepción, nada menos que 22.0. El otro que subrayamos es Zeke Elliott, que con 114.1 yardas por partido no sólo lidera la liga sino que ha dado la muleta definitiva en la que todos los Dallas Cowboys se apoyan para aspirar al anillo: con él mejoran todos.

JUGADOR DEFENSIVO

Von Miller (Broncos)

Aspirante: Joey Bosa (Chargers)

Muy difícil pensar en un jugador diferente que el MVP de la Super Bowl 50 para acabar llevándose el gran premio a final de año. Y es que una de las grandes defensas de la liga se sustenta en la capacidad de Miller para cazar al QB rival. Con su contrato multimillonario, el mayor firmado en la historia por ningún defensa y por cualquier jugador más allá de un escaso puñado de QBs, ha tomado la NFL al aslto y con sus 8,5 sacks se muestra imparable.

Señalar a Joey Bosa, por lo tremendo que ha sido su impacto inmediato. Los Chargers han encontrado petroleo con el rookie.

ROOKIE OFENSIVO

Carson Wentz (Eagles)

Aspirante: Zeke Elliott (Cowboys)

En los Eagles están que no se lo creen con Carson Wentz. Cuando lo eligieron con el número dos del draft era obvio que confiaban en que eera un QB franquicia, pero muy pocos podían esperar que su inicio fuese tan impactante. Incluso parece, y ya hay voces que se elevan al respecto, qque el sistema de Doug Pederson le constriñe y no le deja lucir como merece.

¿Que cómo puede ser que tengamos a Zeke Elliott considerado como jugador ofensivo del año, en la terna al menos, y no como rookie del año? Bueno, pues cosas de Mariano Tovar, que se empeñó en que una cosa no es la misma que la otra, pero que tenía que aparecer en ambos lados, que se lo había ganado. Lo dice el jefe, punto pelota.

ROOKIE DEFENSIVO

Joey Bosa (Chargers)

Aspirante: Jalen Ramsey (Jaguars)

Lo de Bosa es un escándalo. Al igual que con Brady, puede parecer exagerado ponerle tan alto cuando no disputó los primeros partidos del año pero... pero es que su impacto ha sido tremendo. La capacidad para presionar a los QBs rivales parece asegurada en los Chargers para el futuro a corto y medio plazo, y en esta liga eso es oro puro.

Lo de Ramsey es más difuso, porque la defensa de los Jaguars ha sido terrible, pero de lo poco que se salva es este jugador que no teníamos muy claro en qué posición iba a jugar cuando fue elegido en el draft y ahora parece que puede ser el próximo cornerback puro para dejar en el uno contra uno todo un partido.

ENTRENADOR

Bill Belichick (Patriots)

Aspirante: Mike Zimmer (Vikings)

Basta ya de medias tintas: Bill Belichick es el mejor entrenador de la liga y, aún ciñéndonos a estos primeros ocho partidos, es el mejor del año. Sacar tres victorias de los cuatro partidos en los que no estuvo con Tom Brady, ni con Rob Gronkowski, no al menos al 100%, es un magisterio difícil de igualar por nadie.

Zimmer, por otro lado, ha comenzado a notar los problemas acumulados de las lesiones y un ataque que no carbura, pero ha sido el entrenador del último equipo en perder un partido y está lidiando con una tempestad que muy pocos podrían sobrepasar enteros y veros.

COORDINADOR OFENSIVO

Kyle Shanahan (Falcons)

Aspirante: Scott Linehan (Cowboys)

Shanahan ha convertido al ataque de los Falcons en uno de los mayores espectáculos de la NFL. Variado, original, profundo, con un uso inteligente de todas sus armas y poniendo a sus jugadores en la mejor disposición para brillar. Excepcional trabajo. Será entrenador jefe el año que viene si todo va como parece.

Linehan, de los Dallas Cowboys, vive feliz tras su línea ofensiva, pero hacer de Dak Prescott, un QB rookie de cuarta ronda que ha mostrado sus carencias más de una vez, esté al frente del ataque de un equipo que va 6-2 es de matrícula de honor.

COORDINADOR DEFENSIVO

Jim Schwartz (Eagles)

Aspirante: Wade Phillips (Broncos)

Como Shanahan, Schwartz va a tener ofertas para entrenar el año que viene casi que con total seguridad. En Philadelphia tenían la materia prima pero ahora, además, tienen el orden, la disciplina y la inteligencia de un tipo que hace de sus unidades unas bestias implacables. Brandon Graham le debe su ascenso a los cielos de la NFL.

Y de Wade Phillips no hace falta añadir más. Probablemente el entrenador más importante el año pasado en el anillo de los Broncos, y que no ha bajado un ápice su rendimiento aún con la pérdida, entre otros, de Malik Jackson o Danny Trevathan.