Bears 20-10 Vikings

Howard y Cutler desaparecen a la defensiva de Vikings

En noche de brujas los Bears se disfrazaron de un equipo dominante para propinarle a Minnesota su segunda derrota consecutiva

Howard y Cutler desaparecen a la defensiva de Vikings
ELSA AFP

La noche de brujas tuvo varios efectos paranormales el lunes. La temible defensiva de los Vikings desapareció, Jay Cutler se convirtió en un quarterback confiable y Jordan Howard llegó al juego disfrazado de Walter Payton.

A Minnesota se le materializó su más grande temor: Que Sam Bradford se viera exactamente como el Sam Bradford de siempre.

Jordan Howard ganó 153 yardas por tierra con un touchdown, Jay Cutler estuvo lejos de cometer errores, la defensiva dominante no fue la que todo el mundo esperaba y los Chicago Bears sorprendieron al vencer convincentemente 20-10 a los Vikings de Minnesota, que hilvanaron su segunda derrota luego de un inicio de 5-0.

Será difícil que Mike Zimmer duerma tranquilo en Halloween. Simplemente sufrió demasiadas pesadillas en Soldier Field:

-Una línea ofensiva que aunque parchada, fue dominada, por una mediocre unidad de los Bears

-La consistente regresión de Bradford, quien completó 22 de 36 pases y su único envío anotador vino en tiempo basura para ponerle decoro a la pizarra de 20-10.

-Su potente defensiva fue borrada del campo, primero por Howard, quien corrió a placer y después por Cutler, quien terminó con 20 pases completos de 31 intentos para 252 yardas y una bella conexión con Alshon Jeffery para un touchdown de 11 yardas que puso los últimos clavos en el ataúd vikingo.

Es difícil hacer una evaluación justa de los Vikings ante tantas lesiones, pero hablar de las ausencias sería restarle mérito a una defensiva que permitió tan solo 57 yardas terrestres, golpeó nueve veces a Bradford y en un lapso del encuentro obligó cuatro series ofensivas de tres y fuera de manera consecutiva.

Para Chicago, la victoria viene en el momento perfecto. Sus dos triunfos en la temporada son ante rivales divisionales (2-1) y se presenta justo antes de la semana de descanso y antes de dos partidos de visita consecutivos, en donde no tienen victoria en lo que va de campaña.

Aunque es difícil superar la actuación de Howard, quien además sumó 49 yardas en cuatro recepciones, lo más destacado para los Bears fue el carácter que demostró Cutler.

A menudo criticado por su lenguaje corporal y sus malas decisiones, ante una de las defensivas más agresivas y eficientes de la NFL, Cutler jamás perdió la calma. Se mantuvo preciso en sus envíos, realizó los ajustes y lecturas adecuadas, y lo más importante quizá, es que se mantuvo de pie al ser capturado en tan solo una ocasión.

En noche de Halloween, los Vikings se disfrazaron de un equipo mediocre, mientras que los Bears de un vistoso espejismo.