New England Patriots

Los Patriots traspasan a Jamie Collins a los Browns

En un movimiento sorpresa, el equipo de New England se ha desprendido de uno de sus grandes activos en defensa. Acababa contrato este año.

Los Patriots traspasan a Jamie Collins a los Browns
Justin K. Aller AFP

El periodo de traspasos en la NFL concluye mañana martes, 1 de noviembre, a las nueve de la noche (horario español). No suele ser una época de gran actividad, al contrario que en el resto de las grandes ligas norteamericanas, pero cada año nos regala con alguna sorpresa jugosa. De entrada, en este 2016 ya tenemos una. Y bien inesperada.

Los New England Patriots han traspasado al linebacker Jamie Collins a los Cleveland Browns por una tercera ronda compensatoria. La noticia ha pillado a contrapié a la NFL y su entorno mediático, pues no se habían escuchado ni siquiera rumores al respecto.

Es todo muy extraño, la verdad, pero, como ocurre con todo lo que hacen los Patriots, hay que dar el beneficio de la duda a Bill Belichick y su propia lógica interna.

Collins es, era, uno de los mejores jugadores de la defensa patriota. Jugando como linebacker interior, ha sido capaz de lucir en casi todas las posiciones del cuerpo medio de la defensa, tanto en cobertura como entrando a por el quarterback rival.

Una de las razones que explican este intercambio es el dinero. Collins acaba contrato y va a pedir mucho dinero este próximo mes de marzo. En los Patriots tienen que renovar a mucha gente en esa defensa y, al parecer, prefieren apostar por los contrato de Donta Hightower y Malcolm Butler. Además, las negociaciones por esa extensión contractual, se cuenta ahora a todo pasado, eran tortuosas y con poco futuro.

No es descartable, tampoco, que en ese contexto el jugador se estuviese comportando de forma poco acorde con los valores del equipo, tomando decisiones por sí mismo en el campo que, a la postre, perjudicaban al colectivo, alguna de las cuales se pudo ver este fin de semana ante Buffalo.

El conseguir una tercera ronda por él no parece un gran botín. De hecho, si Jamie Collins siguiese jugando todo el año y se acabase yendo en la agencia libre, con el dinero que se estima que va a cobrar, como un jugador élite en su posición, los Patriots recibirían una tercera ronda compensatoria de 2018. Es decir, sólo adelantan un año esa elección a cambio de no poder contar con él lo que resta del año.

Su puesto lo cubrirá, con alta probabilidad, el rookie Elandon Roberts, que está gustando mucho en este inicio de su carrera.

Por el lado de los Browns la apuesta tampoco parece muy lógica. Llevan todo el año desprendiéndose de jugadores veteranos a cambio de conseguir elecciones del draft. Ahora hacen el camino inverso. Cierto que Jamie Collins es un jugador que es más que digno de una tercera ronda (y bastante más) y que no van a tener problemas de espacio salarial para ofrecerle el dinero que pida. Sin embargo ¿tiene sentido eso en un equipo desesperanzado? Habrá que esperar un tiempo prudencial a ver si es la piedra fundacional del inicio de una nueva defensa... o lo pierden tras ocho semanas de (carísimo) alquiler.

Los Patriots han vuelto a moverse en contra de la corriente. Han perdido un buen jugador en medio de la temporada a cambio de quitarse un problema en marzo y tener una compensación por ello. La lógica dice que hoy, ahora, son peor equipo. Pero la lógica habitual no suele mezclar bien con Bill Belichick. Y el entrenador de los Patriots suele ganar.