Temas del día Más temas

REAL MADRID

Los 4 motivos que llevaron a la renovación de Gareth Bale

Al galés aún le quedaban tres años para acabar su contrato con el Madrid (2019), pero el club ha decidido ampliarlo hasta 2022 por varios motivos...

El Real Madrid ha anunciado este domingo la renovación de Gareth Bale hasta 2022. El galés se une así a Kroos, Modric y Lucas Vázquez, que en las últimas semanas han ampliado su vinculación con la entidad de Concha Espina. Pero, ¿por qué el Real Madrid ha decidido renovar a Bale si aún le quedaban tres años más de contrato (expiraba en 2019)? A continuación, les exponemos las razones del club blanco.

Acoso de la Premier

Los clubes de la Premier manejan grandes cantidades de dinero gracias a su contrato televisivo (la liga inglesa tiene vendidos sus derechos por 3.100 millones de euros anuales) y eso supone una amenaza para los clubes de nuestra Liga, que están acometiendo la renovación de sus figuras (Kroos, Modric, Lucas y Bale en el Madrid; Carrasco en el Atleti; Busquets o Neymar en el Barça) para espantar al fantasma inglés. En el caso de Bale, esa sombra tenía nombre y apellidos: Manchester United. El galés es un viejo anhelo de los ‘red devils’, que, según informó la prensa inglesa, estaba dispuesto a pagarle 20 millones de euros netos anuales. Una cifra a la que no llegará el Real Madrid, pero de su lado estaba el deseo del jugador de seguir en la capital de España. Ahora Bale pasará de cobrar nueve millones limpios anules a alrededor de 15. Se convertirá en el segundo jugador mejor pagado del equipo, por detrás de Cristiano Ronaldo, que también está pendiente de renovar.

Rendimiento

El crecimiento progresivo de Bale en el Madrid es evidente. Sobre todo en presencia e influencia en el equipo. Hasta el encuentro de Mendizorroza estaba siendo el jugador más destacado de la BBC. Su máximo rendimiento goleador en el Madrid lo alcanzó en su primer año de blanco: 22 goles en la 2013-14. En sus segundo año marcó 17 tantos (los mismos que James) y en el pasado, 19. Para el recuerdo quedó la carrera de purasangre que destrozó a Batra y dio la Copa del Rey al Madrid en 2014 y su actuación en la Décima, donde hizo el 2-1 en la prórroga. En sus tres temporadas ha acabado como el tercer goleador de la BBC, pero en el final de la campaña pasada e inicio de esta ha dado un paso adelante en términos de liderazgo.

Gesto de confianza

En la planta noble del Bernabéu siempre se ha querido ponderar la figura de Gareth Bale, hasta este verano pasado, el fichaje más caro de la historia (101 millones de euros). A veces, incluso por encima de la del propio Cristiano. En el club consideran que Bale es el relevo perfecto para Cristiano, cuando el físico y los goles vayan abandonando al portugués. Le consideran un potencial Balón de Oro (está en la lista de 30 nominados de este año). Consideran que, ahora que el galés está adaptado a la ciudad y al equipo, la mejor versión de Bale en el Madrid está aún por llegar. Y de ahí esta renovación, que pretende ser un gesto de confianza hacia Bale y un plan estratégico del club para el futuro.

Icono publicitario

Este es un asunto que en Concha Espina suele pesar a veces incluso más que los números. Cuando el Madrid estaba negociando el fichaje de Bale con el Tottenham, en el verano de 2013, Florentino quedó enamorado definitivamente del galés cuando vio que una de las esquinas de Times Square, en Nueva York, estaba forrada con la imagen del galés. Bale era el reclamo que utilizó la NBC para promocionar la Premier, competición que había comprado por 250 millones de dólares para tres temporadas. El galés cuenta con mucho tirón en Reino Unido y en Estados Unidos, dos mercados en los que el Madrid quiere expandir y fortalecer más su imagen. Su gran papel en la Eurocopa, donde llevó a Gales a las semifinales, ha hecho que su figura aumente su impacto en mercados como el asiático, también muy bien considerado en las oficinas del Bernabéu.