CInco cosas que pienso

NFL en Twickenham: el inicio de una gran amistad

Es curioso, pero hasta antes de esta semana siempre había pensado que la gente del rugby odiaba a la del fútbol americano.

NFL en Twickenham: el inicio de una gran amistad

Es curioso, pero hasta antes de esta semana me había pensado que la gente del rugby odiaba a la del fútbol americano. Pues resulta, que no, que no es así, al menos en un país que rezuma rugby por todos sus poros, como Inglaterra, y que está más que autorizado que nadie para emitir un juicio sobre el tema. En fin, que pido mis más sinceras disculpas a los grandes amantes del rugby por estar en tan enorme error.

Como todos ya bien sabréis, la NFL jugó por primera vez un partido el domingo pasado en Twickenham. ¡Vaya estadio! ¡Qué pasada! Después de disputar quince encuentros de temporada regular en Wembley, la liga profesional de fútbol americano quería probar una experiencia nueva y Twickenham ofrecía justo lo que ella quería. Un estadio ubicado en un barrio, donde la gente inundara las calles mientras se dirigía al recinto desde las estaciones de metro, tren o paradas de autobús más cercanas. En Wembley, el estadio lo copa todo, mientras que en Twickenham es más parte del suroeste de Londres.

Total, que la NFL se reunió el pasado otoño con la Rugby Football Union y, curiosamente, fueron perfectamente acogidos.

“Que queremos jugar un año en su sede…”

“No, uno no, mire, ¿y por qué no juegan tres?”

“¿Tres, de verdad?”

“Sí, jueguen tres y no solo le alquilaremos el estadio (por el que la NFL paga bastante dinero), sino que nos gustaría tener también a un equipo alojado toda la semana en Pennyhill Park, donde entrena nuestra selección. Es un sitio maravilloso, hotel 5 estrellas, con un campo ya pensado para el rugby, con lo que no tendrán que transformar uno de fútbol ni hacer muchas cosas especiales para poder entrenar allí”.

¡Vaya sorpresa!¿Será porque el mítico Martin Johnson, quien levantó la copa que coronó a Inglaterra como Campeona del Mundo de Rugby en 2003, es un fan incondicional de la NFL? ¿Será porque los verdaderos aficionados del deporte reconocen el mérito que tiene practicar cualquiera de estas dos disciplinas? ¿Será porque muchos de los jóvenes ingleses juegan al rugby en otoño e invierno y después se apuntan a un equipo de fútbol americano en primavera?

La verdad, es que no sé la respuesta. Solo puedo decir que el domingo viví un gran evento en Twickenham. Que miles de aficionados al rugby se acercaron y se lo pasaron genial viendo un partido de fútbol americano que, por cierto, no fue de los mejores.

El fútbol americano nació cuando, a finales del Siglo XIX, una serie de emigrantes ingleses modificaron el rugby para adaptarlo a los proyectos educativos en universidades de altísimo nivel académico, como Princeton o Rutgers, quienes disputaron el primer partido de la historia de este maravilloso deporte.

Cuando empecé a trabajar en la NBA –hace casi veinte años- muchos se me acercaban y me preguntaban “¿no eres tú de fútbol americano?” Y continuaban, “porque yo soy de baloncesto, no de fútbol….”

La verdad, a mí me encanta el fútbol americano, estoy federado en fútbol sala como entrenador y también en ajedrez. Me pagué mis estudios en Estados Unidos dando clases de tenis. Me encanta el béisbol, alucino con la Ryder Cup y admiro a los maratonistas y a los triatletas. Creo que no hay delito en que un admirador de un deporte se declare también seguidor de otro u otros. Total, nos guste o no, así lo han entendido en Inglaterra, donde podemos concluir, desde hace dos días, que rugby y fútbol americano, como en el final de Casablanca, han iniciado una gran amistad.

Cinco cosas que pienso:

1. Hablando de otros deportes, pienso que la Serie Mundial de béisbol es un gran reconocimiento a la perseverancia. Los Chicago Cubs no llegaban a la final de las Grandes Ligas desde hace 108 años y sus rivales, los Cleveland Indians, desde hace 68. Todavía le quedan 18 a los Browns…

2. Estoy de acuerdo, no fue el mejor de los partidos, pero pienso que, si alguien es seguidor de los Cardinals o de los Seahawks y no murió de un ataque al corazón viendo el partido en directo el domingo por la noche tiene que estar enormemente agradecido.

3. Ya sé que el tope salarial no te permite tener a los mejores en cada posición, pero pienso que Seattle se ha aventurado en extremo teniendo la línea de ataque que menos cobra en toda la NFL. Veremos cómo acaba el tema, pero Russell Wilson –aunque se mantiene arriba- lo tiene muy difícil esta temporada.

4. Pienso que, tras los fallos en los field goals de la prórroga del domingo por la noche, más tiene que impresionarnos la racha del abuelo Vinatieri, quien transformó su intento número 43 de field goal seguido en la victoria de los Colts en Tennessee, estableciendo un nuevo récord de la NFL.

5. Es cierto que la elección de Jared Goff en el draft fue más centrándose en el futuro que en el presente, pero pienso que el jugador debe acabar debutando en esta temporada.