Seahawks 6-6 Cardinals

Seahawks y Cardinals empatan al desperdiciar oportunidades

Chandler Catanzaro, de Arizona, y Steven Hauschka, de Seattle, fallaron cortos intentos de gol de campo en el tiempo extra

Seahawks y Cardinals empatan al desperdiciar oportunidades
Christian Petersen AFP

La supremacía en el Oeste de la NFC tendrá que decidirse en otra ocasión. El domingo ni los Seahawks de Seattle ni los Arizona Cardinals hicieron lo suficiente para mercerla.

En un encuentro bizarro, por decir lo menos, ambos equipos dejaron ir escapar el triunfo en múltiples ocasiones y Cardinals y Seahawks finalizaron con la pizarra igualada 6-6 para el primer empate de la temporada.

Chandler Catanzaro no pudo darle a los Cardinals el triunfo a 3:26 del final de la prórroga al patear al poste izquierdo su intento de gol de campo de 24 yardas. Su rostro era el de la derrota, y esa patada la cereza en el pastel en una noche de perros para los equipos especiales de Arizona.

Sin embargo, hubo alguien que le ofreció un poco de consuelo a Catanzaro… el pateador de Seattle. Llamémosle cortesía entre colegas. Con 11 segundos en el reloj y los Seahawks en la yarda 10, Pete Carroll no lo pensó más y envió a Hauschka a ganar el encuentro. Su intento de 28 yardas ni siquiera estuvo cerca.

El fallo de Huashcka echó por la borda lo que había sido una velada espectacular para los equipos especiales de los Seahawks. En una velada en el que el ataque de Seattle se vio limitado a solo 75 yardas totales en el tiempo regular, Hauschka conectó dos goles de campo para empatar el encuentro, el primero a 4:04 del final del cuarto periodo y el segundo en la serie inmediata a que los Cardinals tomaran la ventaja con la primera ofensiva de la prórroga.

No solo eso. Seattle llegó al descanso abajo solo 3-0 debido a que Bobby Wagner pegó un espectacular salto para bloquear el intento de gol de campo de 39 yardas de Catanzaro. Con Russell Wilson incapaz de mover a su ofensiva, los equipos especiales fungieron nuevamente de salvavidas con el tiempo en contra.

A 4:44 del final del tiempo regular y abajo 3-0, Tanner McEvoy bloqueó un despeje de Ryan Quigley, que dejó el balón en la yarda 27 de Arizona. Seattle, por supuesto, no se movió un solo centímetro y Hauschka envió el juego a la prórroga con su patada de 40 yardas.

Faltaban más oportunidades desperdiciadas. Con su segunda ofensiva del agregado, Carson Palmer conectó con J.J. Nelson en un pase corto, pero Richard Sherman falló la tacleada y Nelson se enfilaba a las diagonales sin problemas hasta que Kelcie McCray le dio alcance en la yarda 5. Dos carreras y un retraso después, llegó el fatídico momento de Catanzaro.

El de Hauschka no fue mucho mejor, pero si el final más apropiado a un partido repleto de errores, indisciplina y anécdotas entre dos pesos completos que se volverán a ver las caras en Seattle en la penúltima semana de campaña regular. Y seguramente con mucho en juego.