New England Patriots

Bill Belichick le hace un roto a Microsoft por sus tablets Surface

Según el entrenador de la NFL, las tabletas que los equipos usan ahora para revisar las jugadas no son eficientes y anunció que volverá a usar fotografías de papel.

Bill Belichick le hace un roto a Microsoft por sus tablets Surface

Hace una semana, en el partido de los Patriots contra los Bills, Bill Belichick agarró una de las tablet Microsoft Surface que usa su equipo para analizar las jugadas, y la arrojó con violencia contra el suelo, en un primer momento pareció un gesto de frustración por la derrota de su equipo 16-0, pero hoy hemos sabido que la historia se refiere, directamente, a la utilidad de la famosa tableta azul.

En la conferencia de prensa de hoy martes, el entrenador empezó anunciando una feliz noticia, el nacimiento de su primer nieto: “una ‘pequeña’ incorporación al roster”. Pero terminado el momento entrañable, que nos mostró una desconocida cara amable del entrenador, volvió el tito Bill que todos conocemos, emperador del reverso tenebroso, para destrozar durante 5 minutos y 25 segundos toda la campaña de imagen de las tabletas Microsoft Surface que usan ahora los equipos para analizar las imágenes del partido.

Dio la sensación de que el entrenador tenía ganas de sacar el tema, porque tras una pregunta sobre un posible mal funcionamiento de los cascos en la banda durante el partido contra los Bengals, que complicaron las comunicaciones del staff, Belichick vio un resquicio por el que colarse para anunciar que los Patriots no van a volver a usar las tabletas: “Como habrán notado, hemos dejado de usarlas”. “Son poco fiables. Voy a volver a usar imágenes. Es algo que otros entrenadores ya están haciendo porque el rendimiento de las tabletas no es eficiente. Voy a usar las imágenes de papel a partir de ahora, porque me ayudan a trabajar mejor. He intentado usarlas, pero no estoy a gusto con ellas, y el motivo es que no son eficientes”. El entrenador continuó su explicación durante varios minutos contando los problemas tecnológicos con los que había tenido que lidiar su staff en los partidos, que reciben el material pocas horas antes de empezar los encuentros sin poder trabajar con él durante la semana, que fallan permanentemente, que la tecnología que usan en la banda es compleja, con múltiples sistemas, y que es clave que todo funcione como un reloj… En resumen, un roto descomunal para la empresa informática, patrocinadora de la NFL, que ha encontrado un mal enemigo en el mejor entrenador de la liga.

Adjunto un tweet con la respuesta completa:

Belichick acabó con un: “perdón, ha sido una respuesta larga para una cuestión sin importancia”. Como siempre, no solo un maestro dirigiendo un equipo, sino soltando bombas dónde y como más efecto va a tener la onda expansiva.