Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Fluminense Fluminense FLU

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Liga Ascenso MX Apertura
Dorados Dorados SIN

-

Atlante Atlante ATE

-

Seahawks 26 – Falcons 24

Seattle gana a Atlanta en el mejor partido de la temporada

La defensa de los Seahawks empezó dominando a los Falcons, que despertaron en un tercer cuarto imperial, pero terminaron sucumbiendo a la magia de Wilson.

Seattle gana a Atlanta en el mejor partido de la temporada
Joe Nicholson USA Today Sports

Tenéis que entenderme. Venía de ver el Chicago-Jacksonville y es posible que después de ese trago cualquier cosa te parezca espléndida por contraste, pero estoy convencido de que el Seattle-Atlanta ha sido el partido más intenso y de mejor football en lo que va de temporada de la NFL.

La defensa de Seattle empezó majestuosa. Anulando el mejor ataque de la NFL actual. Haciendo desaparecer a Julio Jones, permitiendo 13 yardas en 9 carreras entre Freeman y Coleman y volviendo loco a Mat ryan, más preocupado por salir indemne de la presión que de completar pases… Pero eso fue solo hasta el descanso.

De hecho, Seattle movía el balón con una facilidad pasmosa ante la defensa de Atlanta, que intentaba sacar petróleo de la frágil línea ofensiva de Seattle pero que terminaba cayendo en todas las trampas que les ponía Wilson.

Sin embargo, la primera anotación de Seattle llegó tras una acción maravillosa de Avril, que provocó un fumble de Matt Ryan en su propia yarda 9. En la siguiente jugada, Christine Michael, que a esas alturas corría a placer anotaba un touchdown que adelantaba a su equipo 7-0.

Mediado el segundo cuarto los Falcons dieron señales de vida con un field goal (7-3), pero los Seahawks no estaban para bromas, golpeando en cada jugada con afán de hacer moratones y con Wilson haciendo malabarismos para que Collins terminara corriendo para un touchdown de dos yardas (14-3) y Hauschka anotara un field goal de 42 yardas.

El 17-3 que brillaba en el marcador al descanso parecía el epitafio de unos Falcons que no se habían parecido en nada al equipo con un ataque imaginativo e imparable que nos tenía a todos boquiabiertos.

Entonces fue cuando se desató la tormenta perfecta. El concierto que atronaba nuestros oídos con un Julio Jones majestoso, Freeman recuperando la inspiración desde el backfield y Matt Ryan lanzando pases a diestro y siniestrocon precisión quirúrgica. Los touchdowns jarreaban mientras Richard Sherman se indignaba primero tras una anotación de Julio Jones de 36 yardas, se quedaba mudo tras la recepción de Sanu de 10 yardas en la end zone, y se golpeaba el pecho contrito tras cebarse con Julio Jones para perder la posición y que Toilolo anotara con una recepción de 46 yardas. 21 puntos en un cuarto, con Atlanta adelantando a Seattle 17-24 como un fórmula 1 y, lo que es peor, dejando en evidencia a la ‘Legion of Boom’ igual que hace una semana habían sacado del campo a la defensa de los Broncos campeones.

Recién comenzado el último cuatro Seattle llegó a distancia de field goal, con Wilson haciendo magia y sacando pases de la nada cuando parecía placado, y apoyándose en Jimmy Graham, que cada vez es más importante para él. Pero Hauschka falló la patada de 29 yardas.

A partir de ahí, Seattle tiró de heroica y de su jugador número 12. El ruido en el ´Century Link era ensordecedor y Ryan era incapaz de entenderse con sus compañeros. El ataque de Atlanta volvía a colapsarse, como en la primera mitad, mientras Wilson se atravesaba el campo para que Michael culminara la serie con una carrera de 1 yarda para touchdown… cuyo extra point fue rechazado (23-24).

El siguiente ataque de Atlanta fue parado de sopetón por Earl Thomas, que interceptó un pase de Ryan a Julio Jones que el receptor, increíblemente, no pudo atrapar tras un partido perfecto de 139 yardas y un touchdown en siete recepciones. Quedaban tres minutos y 48 segundos, y Wilson consiguió llegar a duras penas a distancia de field goal para que Hauschka, esta vez sí, metiera entre palos el 26-24 que devolvía la ventaja a Seattle.

Los Falcons tenían dos minutos para remontar, pero hacerle un drive ganador a los Seahawks en el momento decisivo es casi imposible, y menos en su estadio. Cuatro lanzamientos se convirtieron en cuatro incompletos, el cuarto con un agarrón de Sherman a Julio Jones que dará que hablar, para convertirse en la emocionante guinda de, probablemente, el mejor y más intenso partido de football americano que hemos visto en lo que va de temporada.

VER LAS ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO