NFL

Que estadísticas afectan más al resultado de un partido

Un partido de Football está rodeado de números, yardas, turnovers, etc… De todas, ¿Cuáles serán las más relevantes a la hora de llevarse la victoria?

Que estadísticas afectan más al resultado de un partido

Cuando uno piensa en partidos decididos por los errores se da cuenta de lo importante que es no perder el balón. Ganar la batalla de los turnovers parece clave para poder ganar un partido.

Un 78.8% de victorias no es poca cosa. Si la diferencia es de al menos 2 turnovers sube al 86.8% y si es de al menos 3 un 92.3%.

¿Qué hay de la presión de la DL? Muchas Super Bowls se han ganado con líneas defensivas dominantes. Veamos que ocurre cuando se obtienen mas Tackles for loss (sacks incluidos) que el equipo rival.

Un 60.7% no está nada mal y si solo incluimos los sacks sube hasta un 71.1%:

Que creéis que resulta más favorable, ¿Ganar en yardas de carrera y perder en yardas de pase, o viceversa? Ganar en yardas de carrera y perder en cuanto a yardas de pase arroja un 65.6% de victorias.

Mientras que por ende el ganar las yardas de pase y perder las yardas de carrera nos deja un 34.4% de victorias.

Vamos a valorar las coberturas, la mejor forma es con él % de completos del QB.

Por supuesto es muy favorable, un 68.9% de las veces gana el partido el equipo cuyo quarterback complete mayor porcentaje de pases.

Siempre se ha dado mucha importancia a la eficiencia en la red zone. Esto es lo que ocurre cuando la eficiencia en la redzone es mejor que la del rival.

Un 59.7% es menos de lo que muchos esperabais, lo sé. Aún más sorprendente es el resultado cuando se logra el 100% de efectividad en la redzone:

Un 46.2%. Es decir, que la eficiencia en la redzone no es tan importante como parece, todo lo contrario.

La posición de campo es muy importante y a veces depende de los equipos especiales y los retornos que consigan o permitan. Veamos hasta qué punto es relevante. 

Lograr mejor promedio de yardas de retorno tanto en kickoffs como en punts nos daría un 50.4% de victorias, prácticamente a la par, por tanto realmente es un factor muy poco relevante.

A mí siempre me ha parecido fundamental empezar el partido enchufado. ¿Qué probabilidades de victoria habrá si se va ganando después de cada cuarto? Al final del primero:

Jugar mejor los primeros 15 minutos ya nos daría un 69.5%. Ganar al descanso:

Sube hasta el 76.8% y al final del tercero:

Hasta un 82.4%. Ir ganando siempre es bueno pero más acabar llevándose más de dos tercios si se gana el primer cuarto me parece realmente clave.

Por último, otro factor que también ha ganado Super Bowls, los kickers. ¿Qué ocurrirá si el kicker anota mayor % de field goals que el rival? ¿Y el 100%?

Un 58.7% de las victorias se promedian cuando nuestro kicker anote mayor % de FGs que el rival, y ¿cuándo anote el 100%?:

Un 55.2% no parece nada estratosférico para lo que significa a veces anotar el 100% de los Field Goals.

Conclusion: Como hemos podido ver, empezar el partido con fuerza, dominar la línea defensiva, ganar la batalla de los turnovers, los pases completos y lograr mayor cantidad de yardas terrestres que el rival dan mayores réditos que la efectividad en la redzone o todo lo relacionado con los equipos especiales, que parece apenas tener relevancia en el resultado final.

Es por eso que los equipos a la antigua usanza con un buen juego de carrera, sin cometer errores en el juego de pase, una línea defensiva dominante y una defensa en general que además de hacer buenas coberturas fuerce turnovers, siguen usándose y funcionando. El ejemplo actual que puede cubrir la mayoría de estos casos es Minnesota, por algo tienen un record invicto.