La cara divertida de la NFL

Los Chargers(Dory) recuperan la memoria y ganan a Broncos

La maldición que estaba acechando a los de San Diego terminó y por fin lograron una victoria tras tres derrotas consecutivas.

Los Chargers(Dory) recuperan la memoria y ganan a Broncos

Erase que se era, un equipo que jugaba al football casi como `Los Angeles´. Controlaban el tempo del juego con las carreras de su running back. Abrían las defensas en profundo con la velocidad de sus `benjamines´. Su quarterback, nacido en el cruce de dos `ríos´, dominaba como ningún otro el arte de abrir `puertas´´ con sus tight ends.

Esta maravillosa franquicia se movía por el país a la velocidad del `rayo´, enfrentándose a los mejores equipos. Los partidos siempre empezaban igual. El equipo `cargado´ de ilusión y sabedores de su potencial, dominaban los tres primeros cuartos son suficiencia. Pero al llegar al último periodo les ocurría algo increíble… Se les olvidaba jugar.

Un maleficio hacía de ellos un equipo débil en los últimos minutos de los partidos. Perdían balones sencillos, no eran capaces de anotar field goals importantes, y un sinfín de catastróficas desdichas más. Sus aficionados estaban desolados, no sabían que hacer. Entonces ocurrió algo que cambió al equipo.

El color rush de un partido disputado en jueves les hizo vestir de azul, con algún toque de blanco y amarillo, y juntarse con un equipo que iba completamente de naranja, salvo algún detalle en blanco. De repente se obró el milagro.

El maleficio se rompió no sin algo de sufrimiento, ya que algunas briznas del hechizo estaban aún coleando, esto se vio cuando los de naranja recuperaron un onside kick faltando menos de un minuto y estaban 8 puntos abajo. Os preguntaréis, ¿Cómo se rompió el hechizo?, ¿Qué tiene que ver el color rush?

El hechizo se rompió porque, como todo el mundo sabe, cuando eres un ser viviente azul y tienes problemas de memoria debes juntarte a otro ente vivo naranja y blanco para recuperarte de tus problemas. Es la moraleja de `Buscando a Nemo´. Y se ha vuelto a cumplir. Dos de dos, la estadística está de nuestra parte.

Este año parece que los malvados brujos de la NFL han echado su maldición a los Carolina Panthers. O eso, o la temporada pasada se tomaron la poción y se les está pasando el efecto.

Como sabéis en EE.UU están en plena carrera presidencial y todo el mundo está con la dichosa dicotomía… Romo o Prescott, Prescott o Romo. ¿Todo el mundo? Bueno siempre hay algún outsider…

Para terminar, y aprovechando que a Bob Dylan le han dado el nobel de literatura, os dejo una alerta que puede afectar a muchísimas personas. Parece ser que un nuevo `Huracán´ llega a la división este de la conferencia americana y amenaza con echar a perder todoooo!!!