Cleveland Browns

Hue Jackson cierra la puerta de los Browns a Josh Gordon

El entrenador de Cleveland se mostró duro y contundente en su valoración de la última recaída de su receptor estrella: capítulo cerrado.

Hue Jackson cierra la puerta de los Browns a Josh Gordon

Hue Jackson, entrenador de los Cleveland Browns, ha cerrado la puerta del equipo a una posible vuelta de Josh Gordon a la disciplina del mismo. Aquí se acaba una historia dramática entre un jugador de enorme talento y los Browns, que siempre parecen estar en el lado malo de este tipo de asuntos.

Jackson ha acudido a la rueda de prensa de los viernes, la última antes del partido del domingo, y ha dicho: "Estamos dando carpetazo a este tema. Tenemos que cerrar este capítulo ahora mismo. No voy a responder ninguna otra pregunta sobre Josh Gordon. He acabado con eso". Y punto.

La interpretación de sus palabras es obvia: aquí termina la última oportunidad del receptor en Cleveland. El ingreso, ayer mismo, en una clínica de rehabilitación ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Josh Gordon llegó a la liga en el año 2012. Fue elegido en el draft suplementario tras numerosos problemas con las drogas y la disciplina en la universidad, sobre todo en Baylor. Los Browns se gastaron nada menos que una segunda ronda en él.

Tuvo un buen año de debut y una estelar segunda temporada. Tanto que, de forma muy justa, se le metió en la élite del puesto de receptor y se le consideró una de las jóvenes promesas más impactantes de la NFL. Nueve touch downs y 1646 yardas de recepción validaban esas gruesas palabras.

Pero, como en la universidad, aparecieron los problemas de drogas. Debido al programa de sustancias prohibidas de la NFL comenzó a ser suspendido y, por repetición de ofensas al reglamento, se perdió todo el 2015.

Este año fue puesto a prueba por la liga y reinsertado en ella el uno de agosto. Aún así, tenía que cumplir cuatro partidos de sanción, por lo que no ha debutado en la competición. Esta misma semana se ponía punto final a su sanción y sería elegible para jugar en la jornada cinco. Sin embargo, el estrés, la presión, han sido los argumentos usados por el propio Gordon para explicar que ha decidido ingresar en una clínica de rehabilitación.

Es probable que este haya sido el último capítulo de Josh Gordon en la NFL. Pero, si no lo es, da la sensación de que donde no tendrá más oportunidades es en Cleveland. Hue Jackson quiere pasar página y olvidarse de él, y nadie puede culparle por ello.