Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Serie A
  • Vuelta a España
  • Liga Chilena
Liga Ascenso MX Apertura
Cimarrones Cimarrones CIM

-

Tampico Tampico TAM

-

Liga Mexicana - Apertura

El Yankee Stadium despide a David Ortiz… sin sorpresas

RETIRADA

El Yankee Stadium despide a David Ortiz… sin sorpresas

El Yankee Stadium despide a David Ortiz… sin sorpresas

Mike Stobe

AFP

El acto de homenaje al gran rival de los Boston Red Sox transcurre sin mayores problemas y se caracteriza por el buen gusto y el respeto.

Las grandes rivalidades a lo largo de la historia comparten una gran verdad y es que ambas partes, sean equipos, personas o distintos aspectos de la citada rivalidad se complementan y SE NECESITAN.

Esto es lo que ocurre entre los New York Yankees, su afición y el Yankee Killer contemporáneo, David Ortiz. Los unos no se entienden sin los otros y afortunadamente, toda esa rivalidad sana fue celebrada y atesorada en el momento del adiós de uno de los grandes antagonistas que han tenido los New York Yankees a lo largo de su historia.

Al final, la ‘peculiar’ iniciativa que buscaba que 50.000 o algunos menos aficionados de los Yankees le enseñaran el culo a David Ortiz en su despedida no tuvo mayor impacto y lo que imperó fueron las buenas maneras y el respeto por alguien que ha ayudado a hacer más popular este deporte y que ha hecho que esta competitividad con los Bombarderos del Bronx adquiriera una trascendencia especial.

Como parte de los actos previos a la disputa del último encuentro de la serie, una en la que los Yankees consiguieron barrer a los BoSox, el club le dedicó un sentido homenaje al dominicano y le obsequió con dos regalos: uno que fue un libro encuadernado con testimonios de jugadores y técnicos de los Yankees hablando sobre lo que ha supuesto David Ortiz a lo largo de los años, y un precioso cuadro que inmortaliza el momento en el que Big Papi recibe el homenaje y saluda al respetable del Yankee Stadium, con la inestimable ayuda de su gran amigo y rival, Mariano Rivera.

La serie fue bastante intrascendente para el bateador designado de Boston, que se marchó básicamente con las manos vacías al igual que su equipo, pero recibió un último homenaje en la cuarta entrada al concederle una base por bolas y salir del partido.

Con la retirada de Ortiz y las ya certificadas de Alex Rodríguez y Mark Teixeira, sólo nos queda C.C. Sabathia como exponente principal de una rivalidad que ha perdurado a lo largo de las décadas y que tendrá nuevos y puede que mejores protagonistas desde este mismo momento.

0 Comentarios

Normas Mostrar