NFC Oeste desde dentro

El diseño de rutas del ataque de Bruce Arians y sus Cardinals

Tras la decepción del partido inaugural la ofensiva de Arizona Cardinals recuperó su mejor nivel ante Tampa Bay.

El diseño de rutas del ataque de Bruce Arians y sus Cardinals

Vamos a aprovechar la gran victoria de Arizona el pasado domingo sobre los Buccaneers para mostrar a grandes rasgos lo que es una parte fundamental del esquema ofensivo de Bruce Arians. Los analistas norteamericanos que saben bien de esto lo llaman “route concepts” o “pass concepts”, que voy a optar por traducir como el “diseño de las rutas” (de los receptores). Hay equipos que basan su juego de pase en las individualidades de sus receptores, aislándolos en situaciones de uno contra uno ante los rivales. Esperan que ganen su duelo, “matchup”, y le den a su quarterback un objetivo abierto al que lanzar. Pittsburgh es un ejemplo de este tipo de equipos. Al otro lado de la balanza nos encontramos con los conjuntos que intentan crear los espacios para pasar el balón a través de las combinaciones de rutas de sus receptores. Arizona es un claro promotor de esta filosofía ofensiva.

Arians es conocido por su estilo agresivo. Le gusta que su quarterback ataque las defensas en las zonas más profundas del campo. Con esa idea en la cabeza diseña sus jugadas y en particular las rutas que han de correr sus wide receivers. Nos referimos a acciones que necesitan tiempo considerable para desarrollarse, en las que el QB ha de retroceder cinco o siete pasos en el pocket. Aquí no hablamos de pases rápidos o lecturas guiadas como en otros equipos. El quarterback en el sistema de Arians ha de saber leer bien las defensas, mantenerse sereno en el pocket y ser capaz de tomar buenas decisiones y lanzar pases adecuados “tarde en el down”. Por supuesto, una buena línea ofensiva es fundamental para el éxito de este esquema.

Otra particularidad de Arians es su gusto por mandar el máximo número de jugadores posibles a ruta, es decir, cinco. Eso abre el abanico de posibilidades para combinar las rutas y meter presión a las defensas. Vamos a centrarnos hoy en las acciones en las que Arizona alinea tres de sus wide receivers en el mismo lado del campo. En esas situaciones el diseño de rutas de Arians brilla con luz propia y sus Cardinals sacan tajada de manera considerable.

En la Semana 1 New England se preparó muy bien ante estas jugadas. En las once veces que utilizaron la formación de “triples receptores” Palmer apenas conectó 5/10 lanzamientos para 65 yardas y tomó un sack. Hasta en cinco ocasiones se vio obligado a buscar al receptor del “backside” (lado contrario al que en principio se destina la jugada), lo cual suele suponer una victoria para la defensa.(ver imagen 1)

En esta imagen vemos cómo se alinearon mayormente los Patriots para defender estas situaciones. Jugaron defensa individual presionante con un único safety profundo (Cover 1), intentando redirigir las rutas de los receptores en las cinco primeras yardas para romperles el timing. La táctica y la ejecución les salieron a la perfección.

En la Semana 2 contra Tampa Bay la situación cambió por completo. Los Buccaneers jugaron más Cover 2 (dos safeties profundos) y más en zona. También ejecutaron mucho peor que New England, como veremos más adelante. Arians introdujo pequeñas modificaciones por su parte. Incrementó el tiempo de juego de Jaron Brown (de 17 a 28 jugadas ofensivas) y lo hizo parte integral del lado de los tres receptores. El jugador de 4º año viene de una gran pretemporada y se está ganando cada vez más la confianza de su entrenador. ( ver imagen 2).

Aquí vemos la primera de tres jugadas clave que realizaron los Cardinals en los últimos tres minutos de la primera mitad para romper por completo el partido. Como venimos explicando, Arizona se alinea con cuatro receptores, uno a la izquierda y tres a la derecha. Junto al runningback son cinco receptores elegibles. Los wide receivers del lado derecho van a realizar una combinación que en el argot técnico se denomina “Sucker route”. El receptor del slot más interior correrá una ruta profunda con el objetivo de llevarse al middle linebacker con él y mantener ocupado al safety de ese lado. El segundo receptor del slot realiza una ruta hacia fuera “out” a las diez yardas que combina con la “dig” del receptor más exterior que es el receptor primario en la jugada. Es una acción perfecta para batir una Cover 2 como la que muestra Tampa.

Si ponemos en marcha el video y vemos la jugada observamos que efectivamente los Buccaneers juegan una Cover 2 en defensa, pero en este caso marcan al hombre en lugar de en zona con los cornerbacks y linebackers. Es una “Cover 2 Man-Under”. El resultado es igualmente bueno. John Brown se encarga de dos hombres con su ruta profunda “de limpieza” y la acción de Larry Fitzgerald confunde por completo al cornerback más exterior que pierde por un instante la marca de Jaron Brown para una ganancia de 27 yardas. Fijaos como los tres wide receivers realizan sus respectivos cortes casi al mismo tiempo en un ejemplo perfecto de sincronía.

Avanzamos en el drive hasta una situación de 3ª y Goal en la yarda 1 de su oponente (ver imagen 3). Aquí Palmer va a empezar a abusar de Chris Conte, strong safety de los Buccaneers. La combinación de rutas ahora está pensada para que Jaron Brown sea de nuevo el objetivo nº 1. Fitzgerald corre una “hitch” y Michael Floyd busca la parte trasera de la end zone. Por detrás de ellos va Brown con la idea de recibir un “bloqueo-pick” por parte de sus compañeros que le deje vía libre para el touchdown. Contra defensa al hombre tiene muchas posibilidades de funcionar.

Por su lectura pre-snap de la defensa Palmer sabe que Tampa probablemente vaya a defender en zona. Brown no tiene un hombre encima, el tercer cornerback de los Buccaneers está en el otro lado. Eso descarta la ruta primaria y deja a Palmer con las opciones secundarias de Fitz y Floyd. Aquí es donde entra en juego su veteranía y tranquilidad en el pocket. Espera que las rutas se desarrollen, Conte pierde por un momento al hombre de su zona y Floyd le coge la espalda para un touchdown aparentemente fácil. El diseño de rutas de Arians deja en evidencia a un defensor una vez más.

El final de cuarto no pudo ser más horrible para Tampa Bay. Incapaces de aguantar la posesión del balón hasta el descanso dejaron que Arizona tuviera una última vez el balón en ataque. Con una ventaja de 17-0 otro equipo podría haberse ido a los vestuarios, pero no estos Cardinals entrenados por Arians y dirigidos por Palmer.

En esta situación Arizona utiliza una ruta profunda desde el slot, (ver imagen 4), para ocupar al safety de ese lado y generar el espacio para el receptor más exterior que corre una ruta interior “dig”, en este caso Fitzgerald.

Si ponemos en marcha el vídeo vemos que de nuevo Conte comete un error de bulto. Se queda con la vista en el “backfield” y deja que Jaron Brown vuele por detrás de él para conseguir un touchdown demoledor. Con tan poco tiempo en el reloj es inadmisible encajar este big-play pero así son estos Cardinals de Arians, siempre buscan la yugular de su rival.

Estos son solo unos pequeños y claros ejemplos del amplio catálogo de combinaciones de rutas que entrenan y ejecutan los Cardinals, uno de los mejores equipos de la NFL en este aspecto del juego. Cuando veáis de nuevo un partido de Arizona permaneced atentos cuando haya tres receptores en el mismo lado del campo. A partir de ahí se generan muchas de sus grandes jugadas.