Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Serie A

AFC Oeste desde dentro

Von Miller es el jugador más en forma de la NFL

Tanto el propio Miller como la defensa de los Broncos, volvieron a dominar como lo hacían la pasada temporada.

Von Miller es el jugador más en forma de la NFL
Isaiah J. Downing USA Today Sports

El ex de Texas A&M ha empezado la temporada como acabó la anterior, es decir, dominando la competición. En los últimos cuatro partidos (contando los dos últimos de la pasada postemporada), las estadísticas de Von Miller son las siguientes:

- 9 sacks

- 1 intercepción

- 3 fumbles forzados

- 10 QB hits

- 4 placajes para pérdida de yardas

Su estratosférica actuación en los pasados Play offs, le convirtieron meses más tarde en el jugador mejor pagado entre los defensas de la NFL: 114,5 millones de dólares en 6 años. La inversión es toda una ganga si sigue jugando a este nivel, pues ya acumula 4 sacks en los dos primeros partidos, lo que le llevaría a acabar la temporada con 32 sacks si continuara esta racha. Todos sabemos que eso es imposible, pero no es una quimera pensar en que pueda batir el récord de sacks en una temporada, el cual ostenta Michael Strahan con 22,5 sacks en el año 2001. Jared Allen en 2011 y Justin Houston en 2014 se quedaron a las puertas de batir el récord, pero Von Miller está a un nivel aún más espectacular que el del propio Justin Houston en 2014.

Otro componente de la grandeza de Von Miller es la capacidad para crear jugadas en momentos decisivos, un rasgo característico entre los grandes deportistas. El pasado domingo, selló la victoria de su equipo con un strip sack a Andrew Luck que Shane Ray se encargó de retornar a Touchdown. Los Colts estaban en posesión a falta de menos de dos minutos para hacerse con la victoria y, Miller, saliendo en dos puntos, ganó el exterior al tackle derecho con un “head fake” con el que evitó que incluso le pusieran apenas las manos encima para acabar quitándole el balón de las manos a Luck. Todo un momento clutch que, de seguir así, le podría hacer ganar el premio al MVP al acabar la temporada, algo que ningún jugador defensivo ha sido capaz de hacer desde Lawrence Taylor.

Los Broncos empiezan a ser el mejor equipo de la liga a la hora de desenvolverse en marcadores ajustados, que últimamente siempre van al mismo lado. Siemian estuvo espectacular ante el blitz de los Colts (utilizado por los de Indy en la mitad de dropbacks que Siemian hizo) y, aunque con un juego conservador, empieza a consolidarse como el Quarterback de los Broncos para lo que resta de temporada. La defensa recordó a la del año pasado, simplemente dominando al ataque rival, creando cambios de posesión y subiendo puntos al marcador. Con la misma medicina que el año pasado, vuelven a iniciar la temporada desmarcándose del resto de la AFC West y poniéndose como líderes en solitario.

La defensa de los Raiders vuelve a decepcionar

Oakland lo tenía todo de cara el pasado domingo. Tenían, por primera vez desde el año 2002, la oportunidad de colocarse con un récord de 2-0 para iniciar la campaña. Jugaban en casa y ante un rival, a priori, cómodo. De nuevo, decepcionaron y la defensa volvió a ser superada por el ataque rival por segunda semana consecutiva. Los tres TE de los Falcons sumaron 181 yardas y 1 TD, Julio Jones recibió los cinco pases que fueron destinados a sus manos (106 yardas y 1 TD), Matt Ryan se fue a las 396 yardas completando el casi 80% de sus pases y el dúo de RBs se fue a las casi 150 yardas con un promedio de 5,5 yardas por carrera. Un absoluto desastre.

Si la semana pasada los Raiders sentaban en el banquillo a Sean Smith (que volvió a ser un desastre en la segunda semana), esta vez el turno fue para Ben Heeney, el MLB, que después de fallar numerosos placajes tuvo que ver como era sustituido por un rookie. La misma senda lleva Malcolm Smith, que está siendo un desastre y pronto verá banquillo también. Tampoco el experimento de Keith McGill como safety está funcionando, y Del Rio ya ha anunciado que pronto empezaremos a ver jugar más a Karl Joseph, primera ronda del pasado draft.

El propio Del Rio tuvo una tarde irregular. Acertó con los dos challenges que propuso y ambos supusieron sendos primeros downs para los Raiders, pero tuvo un fallo garrafal al jugarse un 4&2 en propio campo cuando quedaban 7:16 para acabar el partido y los Raiders solo iban una anotación abajo en el marcador. La propia jugada no fue la acertada y el propio Del Rio admitió en rueda de prensa el error de correr la jugada con el running back equivocado.

Para los Raiders esta derrota hace bastante daño ya que, además, era su único partido en casa de los cuatro iniciales. Ahora jugarán fuera de casa dos partidos consecutivos, en los que la defensa tendrá que ponerse las pilas e intentar acompañar al ataque. Incluso Khalil Mack, del que todos esperábamos un gran año, aún no ha conseguido ningún sack ni ninguna jugada por detrás de la línea de scrimmage.

Los Chargers cogen aire y los Chiefs siguen sin convencer

Por fin. Los Chargers necesitaban una victoria así para tener una semana tranquila y para, en cierta manera, volver a reconciliarse con una afición contrariada. En un partido sin ninguna historia donde dominaron a los Jaguars desde el primer segundo, Melvin Gordon continuó con la buena imagen que ya ofreció ante los Chiefs y Travis Benjamin hizo olvidar la lesión de Keenan Allen, aunque fuera al menos por un día. En defensa, Casey Hayward comenzó a rentabilizar su fichaje con dos intercepciones sobre Blake Bortles. Todo esto, a la espera de un Joey Bosa que se espera que debute el próximo domingo según lo esperado. Hoy día 21 de septiembre ha entrenado en pads por primera vez como Charger.

Kansas City siguió en la línea de la primera semana y volvió a mostrar una mala imagen. El equipo que para muchos era el favorito para ganar la división ha iniciado la temporada dejando muchas dudas. Con tres fumbles en la primera parte y una defensa mermada con la baja de Justin Houston, los Chiefs no pudieron volver a levantar el partido como hicieron ante los Chargers. Alex Smith tuvo una tarde para olvidar (5 de 15 en pases de más de 10 yardas) y en general nada salió bien.

MVP de la jornada

No podía ser otro que Von Miller, que consiguió tres sacks, uno de ellos garantizando la victoria ante los Colts. De nuevo Derek Carr queda en segunda posición tras otra gran actuación.

Semana 1: Spencer Ware

Semana 2: Von Miller