PLAYOFFS

¿Qué pasa si hay triple empate en la Wild Card de la Nacional?

New York Mets, San Francisco Giants y St. Louis Cardinals están empatados a falta de diez partidos para el final y os explicamos cómo se calcula.

¿Qué pasa si hay triple empate en la Wild Card de la Nacional?
Mitchell Leff Getty Images

Hace pocos días, mi buen amigo Eduardo de Paz, que nos brinda su excelente tecla en esta sección, y servidor estábamos disfrutando de una excelente conversación sobre el béisbol y el tema derivó (entre otros muchos) sobre lo que estaba ocurriendo en la lucha por la Wild Card de la Liga Nacional, con New York Mets, San Francisco Giants y St. Louis Cardinals.

Ninguno de los dos podíamos pensar que ese escenario pudiera estar más cercano que nunca cuando apenas restan diez encuentros por disputarse en la temporada regular y es que los tres equipos están empatados con idéntico récord, un 80-72 que nos hace pensar que todo se va a decidir en estos diez días que faltan… O a lo mejor no.

Para entender (y comprender) lo que está ocurriendo hay que destacar que NUNCA se ha dado un triple empate al final de los 162 encuentros de temporada regular, ni en la era de la Wild Card, que va para 22 años ni en la era divisional, que son ya 48 campañas.

A día de hoy, si los equipos terminasen con la misma marca, protagonizarían el sueño más salvaje de los aficionados al béisbol. No un partido 163, sino también un 164.

La temporada termina el día 2 de octubre. Al día siguiente, St. Louis Cardinals jugaría con los New York Mets y el ganador pasaría a obtener una de las dos plazas de Wild Card. El 4 de octubre, el perdedor debería ir hasta San Francisco (con el consiguiente viaje) con el otro puesto en juego. Y el 5 de octubre, los supervivientes de ambos duelos casi fratricidas se verían las caras en el propio encuentro de Wild Card.

Ah, y se me olvidaba, los Chicago Cubs, el mejor equipo de toda la temporada regular esperaría al vencedor con el cuchillo entre los dientes en las Series de División.

Como se puede ver, mucho tiempo para la reflexión.

La Major League Baseball utiliza un sistema que puede parecer algo injusto o complejo, pero que si se mira con atención, no lo resulta. El primer aspecto a tener en cuenta es el récord en los enfrentamientos que han tenido los equipos durante la campaña. Por eso resultó fundamental el último triunfo en la serie que les enfrentó a los Giants en San Francisco. De no haber ganado, les tocaría recorrer el camino que tendrán que afrontar los californianos, con dos opciones para seguir vivos mientras que San Francisco debe ganar o verá el resto de los playoffs por la tele.

Posteriormente, lo que más importa es el récord dentro de la propia división. Como los Cardinals tienen una mejor marca que los Mets dentro de su división, e igualaron en sus duelos particulares, obtienen la ventaja de jugar en casa, pero a lo mejor no les interesaría tanto viendo su récord en el Busch Stadium (33-41).

Actualmente, los Mets tienen ventaja según el nivel de los adversarios sobre sus rivales por la Wild Card. Los neoyorquinos cuentan con un 69.1% de hacerse con una de las plazas, los Giants un 65.9% y los Cardinals un 63.2%.

Es evidente que los Mets parten con una ligera ventaja, pero después de ser barridos en casa por Atlanta Braves, han pasado de un 88.8% a ese 69.1%. Y decían que iba su calendario iba a ser fácil.

Los Cardinals jugarán contra Chicago Cubs (3 fuera), Cincinnati Reds (4 en casa) y Pittsburgh Pirates (3 en casa).

Los Mets lo harán contra Philadelphia Phillies (4 en casa), Miami Marlins (3 fuera) y Philadelphia Phillies (3 fuera).

Los Giants tendrán que hacerlo contra San Diego Padres (4 fuera), Colorado Rockies (3 en casa) y Los Ángeles Dodgers (3 en casa).

Si vosotros tenéis claro qué es lo que va a ocurrir, os agradezco que me lo digáis, porque no tengo ni idea de lo que va a ocurrir.

Por eso y por muchas cosas más, es el más maravilloso de los deportes.