Patriots - Texans

Julian Edelman podría jugar de quarterback contra Houston

El veterano receptor fue quarterback en la universidad. En la NFL los Baltimore Ravens sufrieron su único pase que fue de 51 yardas y para touchdown.

Julian Edelman, wide receiver de los New Englan Patriots, realizando un pase frente a los Baltimore Ravens en los playoffs de la NFL.

Si fuera otro equipo, diríamos que es una feliz casualidad, que Edelman jugó en la universidad con el número 11, que era el quarterback de Kent State, y que pese a reconvertirse en receptor cuando llegó a la NFL, quiso conservar su número y nadie le puso ningún problema, porque es una numeración correcta para un receptor (entre el 10 y el 19 y el 80 y el 89). ¿Pero imagináis que el ídolo de Edelman hubiera sido Jerry Rice, que hubiera pedido ser el 80 de New England si el número hubiera estado disponible? Si habría significado que ahora no podría ser el segundo quarterback de la plantilla de los New England Patriots. Lo digo en serio, no os frotéis los ojos, QB número 2 de los New England Patriots de Bill Belichick con luces de neón y fanfarrias incluidas.

Aunque, entre nosotros, ni casualidades ni historias. Belichick lo tenía muy claro desde que le eligieron en el draft con el pick 232 en la séptima ronda. No me extrañaría que alguien del staff de New England hubiera llamado al jugador para confirmarle la elección poniendo una única condición, que siguiera con el número 11… por si acaso.

La historia es que tras la sanción de cuatro partidos a Tom Brady, y la lesión de Garoppolo, que según todas las previsiones volverá a estar disponible en la semana 4 frente a los Bills, el quarterback titular de los de Boston será un tal Jacoby Brissett. Para quien no le ponga cara, que somos casi todos, es un rookie elegido en tercera ronda, aunque entonces nadie entendiera a Belichick. Es divertido ver que ahora a todos nos parece una elección de lo más lógica… si eres capaz de viajar en el tiempo como Tito Bill.

La semana pasada, Brissett tuvo que cerrar el partido con seis completos en nueve lanzamientos, sin touchdowns ni intercepciones, mientras Legarrett Blount se multiplicaba intentando salvar a duras penas la renta de 28 puntos que los de Boston tenían cuando se lesionó Garoppolo.

Si tenemos en cuenta que Brissett va a tener enfrente a JJ Watt, Wilfork, Mercilus, Clowney y compañía, no está de más que los Patriots intenten encontrar un quarterback suplente, por si Bissett tuviera un mal encuentro en algún momento que necesite digerir en la enfermería. No sé si Belichick se ha planteado buscar una solución provisional en el mercado, de hecho Matt Flynn ya ha estado más de una vez en los training Camps del equipo, y siempre podrían tirar de él. Aunque también es posible que le hayan llamado para jugar contra Houston, y sabiendo que le van a cortar el mismo viernes, y viendo el morlaco que se le venía encima, se haya cuidado muy mucho de descolgar el teléfono.

Por tanto, Belichick ha decidido cortar por lo sano, y sacar el arma secreta que lleva escondiendo ocho años. ¡Julian Edelman será el quarterback suplente de los Patriots el jueves en Boston contra los Texans!

Pero que nadie se sorprenda. Edelman tiene unos números perfectos como quarterback en la NFL. Ha lanzado un solo pase, en un partido de playoffs contra los Ravens, fue de51 yardasy terminó en touchdown. Así que el jugador tiene un rating perfecto de 158,3. De hecho, Tom Brady ha dicho que está encantado de que Edelman pueda jugar, porque está hasta la punta del pelo de que siempre le recuerde en el vestuario que sus números con pasador son peores que los del pequeño receptor.

Aunque en redes sociales ha corrido como la espuma la posibilidad de que Belichick le diera un toque a Peyton Manning para ver si se animaba a salir del retiro “solo un partidito de nada”. Después de ver todos los anuncios que aparecen en las retransmisiones, con Peyton renegando de su jubilación, estoy seguro de que el mito estaría dispuesto a volver aunque fuera para vestir los colores de sus eternos rivales y para que JJ Watt le partiera la cara.

En conclusión, los Patriots van a jugar contra los Texans con un quarterback titular recién elegido en el draft y que hasta ahora era el tres del equipo, tendrán de segundo quarterback a su mejor receptor, y todavía hay algunos que les dan como favoritos.

Estos tipos viven en un mundo paralelo, y a veces pienso que es el de verdad.