WASHINGTON NATIONALS

Trea Turner es el motor que arranca a los Nationals

El outfielder obtenido en un maravilloso traspaso por los capitalinos está siendo una presencia increíble en lo alto del turno de bateo.

Trea Turner es el motor que arranca a los Nationals
Mitchell Layton AFP

Vivimos una era dorada en lo que a la posición de shortstop se refiere. No sólo tenemos estrellas contrastadas que han ganado múltiples honores en forma de Guantes de Oro como Andrelton Simmons o Brandon Crawford, sino que la nueva generación de jugadores que se desenvuelven en ese puesto no parece tener fin. A los maravillosos Carlos Correa, Francisco Lindor o Xander Bogaerts por mencionar sólo algunos, este año hemos visto debutar a Trevor Story, Orlando Arcía, Tim Anderson o un Corey Seager que es quien va a ganar el premio al novato del año en la Liga Nacional.

Si todo lo anterior no fuera suficiente, jovencitos escogidos en la primera ronda del draft del año pasado como Dansby Swanson o Alex Bregman ya han debutado en las Grandes Ligas, y el tercero en discordia, llamado Brandon Rodgers lo hará pronto con los Rockies.

A todos ellos hay que sumar a Trea Turner, motor de explosión de los Washington Nationals.

Elegido como la mayor promesa de la organización capitalina entre los jugadores de posición cuando empezó el año, la progresión de Turner ha sido tal que, una vez promocionado con el equipo grande, no hay quien pueda prescindir de sus servicios… aunque sea actuando en una posición distinta como la exterior central.

Protagonista de una de las mayores pifias en la época reciente del mercado de traspasos, este producto elegido en el draft por San Diego Padres, ha cubierto la necesidad que tenían los Nationals no sólo en su puesto, donde Ben Revere ha estado tremendamente irregular, sino que le ha sustituido en lo más alto del turno, aportando una inmensa potencia y velocidad, siendo sorprendente lo primero y no tanto lo segundo por sus características físicas.

Con su 1.85 y 84 kilos, la pegada que está mostrando el de Boynton Beach, Florida está más asociada a jugadores con una presencia mucho mayor, pero su bate resulta muy explosivo y la pelota sale disparada nada más hacer contacto, a lo Mookie Betts y tantos otros, que no destacan por ese físico privilegiado aunque golpean tan duro como el que más.

Sus números globales en 2016 son extraordinarios. Su línea es .351/.370/.570 con ese OPS combinado de .940. A sus 10 home runs y 33 carreras impulsadas hay que sumarles 46 carreras y 26 robos de 30 intentos. Todo lo anterior lo ha conseguido en apenas 59 partidos con lo que su progresión es absolutamente espectacular.

Talentos como el de Trea Turner no abundan y su figura en lo más alto de ese turno de bateo, sólo augura grandes momentos de gloria para los capitalinos, que tendrán un duro camino por delante en los playoffs de la Liga Nacional.

Daniel Murphy, Bryce Harper y Anthony Rendon lo agradecen y mucho.