Temas del día Más temas

Josh Norman

A Josh Norman le faltó hambre en su duelo con Antonio Brown

El defensive back de los Redskins, Josn Norman, se autodenomina como "el mejor cornerback de la NFL" pero el lunes no pudo con Brown.

Madrid
Josh Norman abatido tras la derrota de los Redskins con los Steelers.

Antonio Brown dio un recital de juego contra la secundaria de los Redskins. El wide receiver estrella de los Steelers terminó el partido con unas espectaculares 126 yardas en 8 recepciones y 2 TD. Nadie podía pararle. ¿Nadie? En el terreno de juego se encontraba Josh Norman, quien debió cubrir hombre a hombre al que para muchos es el mejor receptor de este deporte.

Josh Norman llegó a los Redskins con la vitola de estrella de la liga. 15 millones anuales le convierten en uno de los jugadores mejor pagados en la posición de defensive back, por lo que se le debe pedir que juegue como tal. La realidad es que el pasado lunes no pareció una figura de la NFL.

Antonio Brown sabía que el peor emparejamiento que podía tener en el terreno de juego era contra Norman, y no dudó en rehuirlo cambiándose la posición con sus compañeros de posición. Pues ante la estupefacción del público Brown se emparejaba una y otra vez con el segundo receptor local sin que este pudiese hacer nada por frenarle. ¿Qué hizo el autodenominado mejor CB de la NFL? Nada, absolutamente nada.

Norman se ha excusado diciendo que él únicamente cumplía las órdenes de su entrenador. Siendo verdad que un jugador, y más alguien que llega nuevo a un equipo, no debe saltarse a la torera lo que su entrenador le pide. Le pagan por obedecer y cumplir su cometido.

Sus palabras a la prensa fueron: “Estoy haciendo lo que me piden hacer y lo mejor que puedo. Trato de ser un asesino en serie de los detalles y asignaciones que mis entrenadores me piden que haga”. “Tratar de ser un técnico del juego. Es todo lo que puedo hacer”. Además añadió: “toda esta conversación acerca del enfrentamiento con este tipo, ¿a quién le importa realmente? Ganar partido es lo importante”. “Por supuesto que queremos ir unos contra otros, porque nuestro egos son competitivos”.

Estupendo Norman. Eres un buen soldado y gracias a tu gran labor acatando órdenes hemos podido poner de manifiesto dos cosas: la primera, que el entrenador se equivocó claramente al permitir que Antonio Brown campase a sus anchas por el campo; la segunda, que no eres, ni tienes la actitud para llegar a ser, el mejor cornerback de la liga.

Norman es un hombre con mucho orgullo y probablemente intentará resarcirse de su actuación cuando se enfrente a otros WR élite de la NFL. Pero este partido ya está perdido y su credibilidad como jugador élite también. Es cierto, y hay que incidir sobre ello, que no sabemos si el jugador pidió en algún momento a su entrenador poder defender individualmente a Brown. La sensación, y sólo es una sensación, es que no.

Todos sabemos que hay jugadores de sistema que sobresalen por su capacidad para aprovechar sus características dentro de un orden establecido. Pero si te consideras un jugador top debes estar por encima del juego. Si eres el mejor defensor profundo de la NFL, y delante está el mejor receptor profundo de la liga, tienes que meterle toda la presión del mundo, mirándole fijamente a los ojos, a pocos centímetros de su cara, antes de cada jugada. Probablemente Antonio Brown hubiese sido igual de dañino, no obstante es el mejor haciendo lo que hizo, pero Norman habría demostrado que está en la NFL para medirse con los mejores.

Es muy fácil escudarse en que cumplía órdenes del equipo. Pero los grandes jugadores no son tontos, y no se han hecho esperar las reacciones a este respecto. Las declaraciones de “El salsero” Victor Cruz, receptor de los Giants, quizá hayan sido las más explosivas: “Sobre todo si se llama a sí mismo – no lo digo yo, él se define así – ‘el mejor cornerback de la liga’ entonces tiene que ir a cubrir a los mejores receptores del otro equipo”. “Al entrar, pensé que iba a seguir a Brown por todo el campo, pero no lo hizo. Por lo tanto, se ha retratado. Hizo su elección”.

Estas declaraciones seguro que han dolido al jugador que el año pasado se mostró como uno de los cornerbacks más fiables de la NFL. ¿Y sabéis que es lo mejor? Que en la jornada 3 se enfrentarán los Giants y los Redskins. Es decir Josh Norman tendrá en frente a Odell Beckham JR, con quién se peleó el año pasado.Pero como a este le dé una ventolera loca, y se vaya en busca del pobre Bashaud Breeland, cornerback 2 de los Redskins, Norman tendrá en frente a Victor Cruz y podrán discutir de cerca sobre este parecer. Eso sí quizás Odell Beckham esté haciendo muy, pero muy felices a muchos jugadores de Fantasy a lo largo y ancho del mundo.