NBA

Las franquicias quieren hacerse de oro vendiendo a los Warriors

Aunque muchos critican la formación del súper equipo en Oakland, las franquicias buscan formas de sacar el máximo beneficio de sus partidos.

Las franquicias quieren hacerse de oro vendiendo a los Warriors

Guste más o menos, se esté a favor o en contra, se piense que va a ser algo histórico de ver o un problema grave para el equilibrio competitivo de la NBA, el caso es que los nuevos Warriors, el equipo del 73-9 con la llegada de Kevin Durant, van a ser uno de los grandes sucesos en la historia de la liga… y todo el mundo quiere sacar tajada.

Los Warriors, con el traslado a San Francisco a la vista, llevan años absorbiendo la riqueza de la gran ciudad en detrimento de la vieja base de seguidores de Oakland. Pero para el resto de franquicias este megaequipo va a suponer también una gran oportunidad.

La temporada pasada, los partidos a domicilio de los Warriors ya fueron un acontecimiento: los récords de Stephen Curry, la lucha hasta la línea de meta por mejorar el 72-10 de Chicago Bulls… en el entorno de la liga se espera que esa expectación vaya a más incluso con la llegada de Durant: “todo el mundo va a querer al monstruo de cuatro cabezas”, dice Bill Sutton, que dirige una consultora de marketing deportivo. Y recuerda que cuando Michael Jordan decidió regresar para jugar con Washington Wizards, años en los que él trabajaba para la propia NBA, los equipos preparaban paquetes de entradas para diez partidos, la única vía que tenían los aficionados para ver a Jordan como visitante con la camiseta del equipo de la capital.

Y ese camino seguirá muchas franquicias la próxima temporada con la visita de los Warriors, que jugarán 41 partidos a domicilio en Regular Season. Y que, por calendario, solo visitan una vez la pista de cada uno de los equipos de la Conferencia Este. Los Hornets, que precisamente tienen a Michael Jordan al frente, preparan lotes de entradas para 19 partidos: el que quiera ver a los Warriors tendrá que hacerse con ese pack. Los Sixers, por su parte, pondrán los precios de las entradas al doble de lo normal salvo que, también, se adquieran paquetes para unos once encuentros, ese tan especial incluido.