NBA

Kevin Durant alaba a Ingram: "Es como mirarme en el espejo"

Apuesta por la gran esperanza de los Lakers: "Está más hecho que yo cuando aterricé en la NBA". Dice que estuvo a punto de firmar por los Celtics por culpa de Tom Brady.

Kevin Durant alaba a Ingram: "Es como mirarme en el espejo"
BLEACHER REPORT

La decisión de Kevin Durant de fichar por los Golden State Warriors continúa sacudiendo los cimientos de la NBA. Tanto es así, que el alero optó por no pisar la calle en los días posteriores al anuncio. Un modus operandi que ha tenido que abandonar al iniciarse la concentración de la selección de Estados Unidos de cara a preparar los Juegos Olímpicos de Río. En la misma, Durant va atendiendo a los distintos medios de comunicación congregados en Las Vegas.

Entre las franquicias con las que el MVP en 2014 se reunió a comienzos del mes de julio para decidir su futuro no figuraban los Lakers. Sin embargo, a los seguidores de púrpura y oro les puede quedar el consuelo del beneplácito dado por KD a Brandon Ingram, la gran apuesta de los angelinos en el último draft (fue seleccionado con el número dos, sólo por detrás de Ben Simmons). En estos primeros días de preparación con el Team USA, Durant ha podido conocer en primera persona al propio Ingram, quien forma parte del grupo de jóvenes talentos que se está entrenando bajo las órdenes de Mike Krzyzewski. Si a Simmons se le ha comparado una y otra vez con LeBron, al exalero de Duke le toca soportar la etiqueta del próximo Durant.

"Me recuerda mucho a mí mismo. Soy un gran fan suyo, el año pasado vi casi todos sus partidos y he de decir que me siento como si me mirase en el espejo. Apuesto por él. Es más, está más hecho que yo cuando aterricé en la NBA. Yo me dedicaba a correr, saltar y tirar triples. Pero él es capaz de poner el balón sobre el parqué, cambiar de dirección, atacar el aro... Todas cosas que yo fui adquiriendo con el paso del tiempo. Además, pertenece a una organización que va a hacerle crecer y, si sigue trabajando duro, podrá demostrar quién es. Tiene que seguir en la misma línea y creer en sí mismo. Todo es posible para él. Es un gran jugador", le alaba el nuevo jugador de los Warriors en declaraciones a Serena Winters ('Lakers Nation').

Por si hubiera pocos paralelismos, una de las mayores críticas que recibe Ingram es la de su falta de peso. Una observación que también sufrió el que también fuera número dos del draft, pero de 2007. "No me importaba lo que la gente decía. En mi interior sabía que era capaz de jugar contra estos jugadores. No dejé que ese tipo de cuestiones me afectasen. Una vez que te acondicionas al ritmo de partidos y viajes de la NBA, se trata simplemente de baloncesto. Estoy seguro de que Ingram contará con preparadores físicos, chefs y ese tipo de profesionales que le hagan comer y hacer pesas. Pero insisto, lo más importante es que él sabe cómo jugar a esto", zanja el ex de los Thunder.

A punto de firmar por los Celtics por Tom Brady

Dejando a un lado a los Lakers, toca cambiarse de bando, hacia su rival histórico por antonomasia: los Celtics. La franquicia de Boston sí que fue una de las seis que pudo hablar con el agente libre más cotizado del verano. Para convencerle, Danny Ainge y compañía pusieron toda la carne sobre el asador. Hasta el punto de que se plantaron en los Hamptons con Tom Brady, la estrella de los New England Patriots de la NFL. Una jugada que, según desvela Steve Bulpett ('Boston Herald'), estuvo muy cerca de tener un éxito rotundo.

"Estaba preparado para decir: 'De acuerdo. Hecho. Estoy listo para ir a a los Celtics'. Ver a alguien tan exitoso como Brady, un magnífico embajador de la NFL y de la ciudad de Boston... Simplemente, fue algo maravilloso encontrarse rodeado por la grandeza. Pero al mismo tiempo, pese a que su presencia resultó estupenda, sabía que este tipo de cosas no me podían distraer", concluyó Kevin Durant.