TOUR DE FRANCIA

Sagan supera a Kristoff en la decimosexta etapa del Tour

El eslovaco salió victorioso en la ciudad natal de 'Espartaco', tras un final emocionante con adoquines, curvas y subida. Valverde estuvo en la pelea.

Sagan supera a Kristoff en la decimosexta etapa del Tour
REUTERS

El Tour de Francia llegaba a Berna, la ciudad natal de Fabian Cancellara, con un final recurvado, adoquinado, en ligera subida... Ideal para 'Espartaco'. Un triunfo en casa era el mejor homenaje en su última temporada en activo, pero sus 35 años no le perdonan. Y mucho menos los rivales: acabó sexto. El triunfo se lo llevó Peter Sagan, que suma así su tercer triunfo en este Tour. ¿Quién le llamaba segundón? El eslovaco demostró la garra para superar sobre la raya a Alexander Kristoff. Otros dos clasicómanos frente a frente. El sprint lo había lanzado Alejandro Valverde, pero arrancó demasiado lejos y se quedó sin fuelle: se clasificó undécimo. El grupo de cabeza llegó muy reducido, pero los favoritos principales estuvieron atentos y el top-ten no se alteró.

A Berna se llegó a través de un largo recorrido de 209 kilómetros que tuvo como protagonista a un viejo amigo de Cancellara: Tony Martin. El alemán disfruta con los pulsos y las demostraciones. Una de sus grandes cabalgadas nos remite a la Vuelta a España de 2013, cuando se marcó en fuga los 175 kilómetros de la sexta etapa entre Guijuelo y Cáceres. El alemán fue atrapado prácticamente sobre la línea de meta. Un héroe sin corona. El último empujón del grupo lo dio Cancellara en primera persona. Por si acaso los velocistas no llegaban.

El alemán ha sido durante años el sucesor de Cancellara en el dominio de las cronos. Después de los cuatro títulos mundiales del suizo en esta especialidad (2006, 2007, 2009 y 2010) comenzó la era de Tony Martin, que se enfundó tres arcoíris (2011, 2012 y 2013). La rivalidad es obvia. Y ninguno de los dos la disimula en carrera.

Tony Martin se guardó una de sus exhibiciones para este lunes, justo el día que el Tour desembocaba en Berna, la ciudad natal de Cancellara. No parece casualidad. El germano se escapó con su compañero Julien Alaphilippe y abrieron un hueco que superó los cinco minutos. A falta de 25 km, en la cota de Mühleberg (4ª categoría), el francés se descolgó, pero el rodador teutón continuó otro buen trecho. En total, su fuga sumó 172 kilómetros. Casi como en Cáceres.

Una arrancada de Rui Costa puso un poco más de salsa a un final destinado a clasicómanos. El mejor homenaje para un ciclista que ha logrado tres victorias en el Tour de Flandes, otras tantas en la París-Roubaix y una en la Milán-San Remo, entre otras numerosas conquistas. Cancellara descansará este martes en su Berna natal, rodeado de los suyos. Una jornada de reposo que dará el pistoletazo a la última recta del Tour con cuatro etapas en los Alpes: tres en línea y una cronoescalada. Nairo Quintana y Alejandro Valverde tendrán que intentar remontar ahí a Chris Froome.