NASL

Poku empezó como obrero y ahora es la estrella del Miami FC

Poku vino a Estados Unidos con 18 años, pero sus primeros años en el país fueron un desastre. Finalmente se convirtió en futbolista tras fichar por los Silverbacks con 21 años

Poku empezó como obrero y ahora es la estrella del Miami FC

Kwadkwo Poku nació en Kumasi, Ghana el 19 de febrero de 1992 y su sueño era convertirse en futbolista profesional, igual que su padre, Kwabena Boateng, jugador en Ghana y Togo.

Empezó a jugar en la cantera del Asante Kotoko SC, el equipo más exitoso de Ghana, y todo indicaba que iba a empezar a jugar con la selección sub-17 de Ghana.

Pero todo cambió.

Un ojeador le vio jugando y convenció a la Universidad de Dayton a venir a verle jugar.

Llegó la decisión más importante en la vida de Poku: estudiar y jugar en Estados Unidos o seguir en la cantera del Asante y probar suerte en las categorías inferiores de Ghana.

“Mi madre me dijo ‘estudia y juega. En Estados Unidos tendrás las mejores escuelas en todo el mundo’”, declaró Poku a Dylan Butler en MLSSoccer.

Con 18 años, se fue a Nashville, Tennessee para vivir con sus tíos. Sus primeros dos años en USA fueron un desastre. El ghanés no pudo jugar en las universidades por problemas como su puntaje de SAT, cierre de programas futbolísticos y cuestiones económicos de las universidades.

“Nada fue fácil”, dijo el jugador. “Todos los entrenadores me decían ‘eres un buen jugador, pero estamos en una situación complicada por el tema de las escuelas y el dinero”.

Poku acabó trabajando en construcción y jugaba para el Georgia Revolution de la National Premier Soccer League en la primavera y el verano.

El sueño de estudiar y jugar en las universidades no pudo ser y el joven ghanés tuvo que cambiar de planes: jugar profesionalmente en el país.

El jugador tuvo opciones de fichar por el Atlanta Silverbacks de la NASL, pero el conjunto no estaba dispuesto a fichar un jugador amateur.

Luego Poku tuvo pruebas con los Carolina RailHawks FC, pero finalmente no pudo acudir a una segunda prueba debido a un fallo con su coche.

Su sueño no quiso convertirse en realidad. Su tía, novia y Phoday Dolleh, su mentor, le apoyaron sin parar.

“Quería irme [a Ghana], pero pensé en todos los que me apoyaban y que ellos querían que me quedara. Me quedé gracias a ellos”, dijo Poku.

Poku fue ofrecido a los Silverbacks por tercera vez, pero en el club había alguien nuevo: Eric Wynalda.

Wynalda, ex jugador de la selección estadounidense, estaba trabajando como director técnico del conjunto de Atlanta y no dudó en intentar el fichaje del flamante jugador.

“Si encontramos una manera para ficharle, sería nuestro jugador mejor pagado”, dijo Wynalda.

Poku se casó con su novia, consiguió un Green Card y acabó fichando por los Silverbacks con 21 años.

Tras pasar por el conjunto de la NASL y el New York City FC, se convirtió en el fichaje estrella del Miami FC.