Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
LaLiga Santander
Liga Ascenso MX Apertura
Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

-

Liga Mexicana - Apertura
TBC TBC

-

TBC TBC

-

Liga Portuguesa
Serie A

FINAL | PORTUGAL 1 - FRANCIA 0

Uno por uno de Portugal: Rui Patricio salvador y Éder, matador

Así fue el partido de los jugadores de Portugal en la final de la Eurocopa ante Francia. Joao Mario y Nani, los únicos que lucieron algo en ataque.

Uno por uno de Portugal: Rui Patricio salvador y Éder, matador
FRANCISCO LEONG

Así fue el partido de los jugadores de Portugal en la final de la Eurocopa frente a Francia.

Rui Patricio: grandes reflejos en las pocas ocasiones claras de Francia. Nada más comenzar el partido dejó un paradón ante un cabezazo de Griezmann. Otras dos manos espectaculares a disparos de Sissoko.

Cedric: correcto en defensa vigilando a Payet, poco participativo en ataque en un encuentro difícil cuando los suyos tenían el balón.

Pepe: no dio señales de fatiga o recaídas de sus problemas físicos, partido satisfactorio al mando de la zaga portuguesa, preciso en varios cortes y despejes a excepción del quiebro de Gignac que sufrió en sus propias carnes. El francés le tumbó en su propia área para después rematar al poste.

Fonte: una de las revelaciones (con 32 años) de Portugal, central de garantías que se ganó justificadamente el puesto ante Ricardo Carvalho y Bruno Alves, que son aún más veteranos que él.

Guerreiro: rápido en los contraataques, aunque algo disperso a la hora de devolver el balón. En defensa, como sus compañeros, cumplió con rigor. Se topó con el larguero lanzando una falta en la segunda parte de la prórroga.

Joao Mario: una de las soluciones más imaginativas en ataque para Portugal. Acertó aportando velocidad y rompiendo líneas en las contras de los suyos.

William Carvalho: un pulmón, clave en la salida de balón de Portugal iniciando el juego entre los dos centrales y más importante aún en defensa, siempre pendiente de Griezmann, dejándole pocos metros.

Adrien Silva: se adjudicó la plaza en el once a partir del partido de octavos frente a Croacia, pero no brilló en la final. Dejó varias imprecisiones en la zona de tres cuartos, especialmente cuando no supo dar continuidad a una gran jugada de Nani (minuto 33) y perdió el balón en la frontal del área gala. Fue sustituido por Moutinho.

Renato Sanches: destellos de calidad y descaro, aunque muy intermitente y con poca incidencia en el juego. En la segunda parte entró por él Eder.

Nani: hizo de Cristiano quedándose en punta, aunque sólo es Nani. Tuvo la primera ocasión clara pero no supo dirigir el disparo a portería tras un gran control con el pecho en el área. Casi marca al final de los 90 minutos con un centro que se envenenó. Peleó los pocos balones que le llegaron.

Cristiano: sin calificar. Recibió una entrada de Payet sobre la rodilla izquierda que le obligó a abandonar la final entre lágrimas. La leyenda de Portugal, sin posibilidad de ayudar en el partido más importante de su vida.

Suplentes.

Quaresma: sustituyó al lesionado Cristiano. Algo disperso, no dejó grandes acciones salvo una chilena que pudo cambiar el signo del partido antes de que se cumplieran los 90 minutos.

Moutinho: tuvo poco protagonismo en los 50 minutos que jugó, pues el balón fue cosa de Francia.

Eder: el espigado delantero se encargó de controlar balones altos en el centro del campo y pudo adelantar a Portugal antes de cabeza. Inesperado protagonista: tras una conducción en apariencia torpe para marcharse de un defensa (minuto 109), su potente remate desde fuera del área fue imparable para Lloris.