Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PREMIER LEAGUE

Premier League: Las claves de la Victoria del Newcastle ante el Manchester United

Los Magpies hicieron valer su condición de locales y apelaron a la fortaleza que representa St. James’ Park para vencer a un United que llegaba tocado.

Estados UnidosActualizado a
El Newcastle hunde más al United y a Ten Hag
LEE SMITHAction Images via Reuters

Newcastle y Manchester United afrontaron un duelo crucial en la lucha por los puestos europeos en la Premier League, mismo en el que los Magpies salieron de pie y victoriosos ante unos Red Devils que paren seguir sin reponerse de lo sucedido en Champions y continúan brindando actuaciones irregulares.

Los dirigidos por Eddie Howe fueron ampliamente superiores durante más de 70 minutos a los Red Devils, que pese a que lo intentaron en los minutos finales, la suerte no estuvo de su lado y una vez quedó claro para el equipo de Old Trafford que los partidos son de 90 minutos y no de lapsos.

El joven inglés de 22 años de edad, Anthony Gordon resultó ser el amuleto para el Newcastle en esta visita de los Red Devils s St. James Park, pues más allá del dominio de los Magpies en gran parte del partido, el exfutbolista del Everton se encargó de sepultar al United que sigue sin levantar.

Con este resultado, el Newcastle United toma un importante respiro y escala a la quinta posición con 26 unidades y se mete completamente de lleno a la pelea por puestos de Champions League y de top 3 en la Premier League.

Te puede interesar - El Arsenal se aferra al liderato

Mientras que el United, se queda en séptimo lugar con 24 unidades, pero con posibilidad de ser superado por Brighton y a eso se debe sumarle la preocupación que debe existir en los Red Devils al saber que el próximo juego es ante el Chelsea.

Las claves del triunfo del Newcastle ante el Manchester United

Eddie Howe superó tácticamente a Erik Ten Hag

Desde el inicio del partido, el Newcastle asumió el protagonismo y fue el equipo que se hizo con el balón y fue al frente. Mientras que por el lado del United, la postura era más tranquila y de análisis para intentar construir el juego que a Ten Hag le gusta, incluso de no ser por Onana y el travesaño, el Newcastle pudo irse al descanso con una ventaja de dos o hasta tres goles.

Responsabilidad compartida en el Manchester United

La responsabilidad de lo que sucede en el Manchester United es compartida, pues tanto Erik Ten Hag, como sus futbolistas son los culpables de los resultados y los irregulares desempeños que muestran partido tras partido. El United se ha transformado en un equipo de lapsos, que juega bien por ratos, pero que esos buenos momentos no le alcanzan para ganar partidos de 90 minutos. A eso hay que sumarle que si bien, el equipo está plagado de bajas como la de Casemiro, Eriksen, los jugadores que reciben una oportunidad tampoco hacen la diferencia. Casos como los de Scott McTominay, Kobbie Mainoo (pese a ser un joven futbolista), Antony, Sofyan Amrabat y Rasmus Hojlund, son ejemplos de que pese a recibir las oportunidades no logran marcar la diferencia. A eso hay que sumarle que tácticamente, Ten Hag se vio superado completamente por Eddie Howe durante más de 70 o incluso 80 minutos del partido salvo los minutos finales.

La fortaleza que representa St. James’ Park

St. James’ Park se ha convertido en un escenario de peso para el Newcastle ante equipos del Big Six, pues recientemente el equipo derrotó al Chelsea, triunfo que se ligó al que previamente semanas atrás obtuvieron ante el Arsenal, así como la victoria ante el Manchester City en la Carabao Cup, en donde posteriormente eliminaron a este United de Ten Hag que poco ha cambiado desde aquella ocasión.

La fortuna estuvo del lado del Newcastle

En los minutos finales, el Manchester United apostó por lanzarse con todo al ataque, mientras que la postura del Newcastle fue de aguantar el resultado, lo cual no fue una buena idea y de seguro para Eddie Howe y sus jugadores quedó claro esto. Ya que los Red Devils encontraron incluso el gol del empate tras un zapatazo de Antony, sin embargo, se marcó fuera de lugar ya que Harry Maguire se encontraba adelantado y llegó a rozar el esférico.

Gran orden defensivo del Newcastle

Finalmente y no menos importante, un hecho que destaca en los últimos juegos para el Manchester United es que al equipo de Ten Hag le cuesta mucho trabajo generar jugadas en ofensiva y la mayoría de las ocasiones las resoluciones individuales terminan por ser la gran diferencia. Tal es el caso del gol de Garnacho ante el Everton, o las anotaciones del propio argentino o de Bruno Fernandes ante el Galatasaray en Champions League. Incluso si nos vamos más atrás debemos reconocer a Scott McTominay y Harry Maguire en aquella victoria de último minuto ante el Brentford en Old Trafford. A esto hay que sumarle que el Newcastle se plantó bien defensivamente lo cual complicó aún más el escenario para un United que nuevamente salió sin idea.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas