Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Desastres Naturales

Tornado azota New Orleans y deja a miles de personas sin electricidad

Un gran tornado azotó New Orleans la noche de este martes, dejando a miles de personas sin electricidad. Las autoridades realizan labores de búsqueda y rescate.

Actualizado a
Un gran tornado azotó la ciudad de New Orleans, Louisiana, la noche de este martes, dejando a miles de personas sin electricidad. Aquí toda la información.
REUTERS

La noche de este martes, un gran tornado azotó la ciudad de New Orleans, Louisiana, mientras que otro gran sistema de tormentas continuaba su camino destructivo por el sur, dejando una persona muerta en Texas e hiriendo a más de dos docenas.

Al parecer, el tornado comenzó en un suburbio de Nueva Orleans y luego se movió hacia el este a través del río Mississippi hacia el distrito inferior Ninth Ward y partes de la parroquia de St Bernard para después moverse hacia el noreste. El Servicio Meteorológico Nacional retuiteó un video del tornado en la parte este de Nueva Orleans y advirtió a los residentes para que buscaran un refugio.

Los equipos de búsqueda y rescate recorrieron las casas en busca de personas y respondieron a al menos dos llamadas de personas que dijeron que estaban atrapadas en sus casas en sus baños, de acuerdo con CNN.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las zonas más afectadas por el tornado en Texas?

Tornados azotan el sur de Estados Unidos

En otros lugares, los fuertes vientos arrancaron árboles, como en Ridgeland, Mississippi, luego de que un posible tornado pasara el martes por la tarde. Los meteorólogos emitieron múltiples advertencias de tornado para el estado y las alertas se extendieron a Alabama a medida que la línea de tormentas avanzaba hacia el este. Más de 90,000 hogares y negocios quedaron sin electricidad desde Texas hasta Mississippi.

Muchas escuelas cerraron temprano o cancelaron las actividades después de la escuela el martes en partes de Louisiana y Mississippi para permitir que los estudiantes regresaran a casa. Además, se abrieron refugios para los residentes que necesitan un lugar donde quedarse mientras pasan las tormentas.

Se esperaba que las tormentas se intensificaran a lo largo del día a medida que subieran las temperaturas, aumentando la amenaza de tornados, granizo y fuertes vientos. Los meteorólogos pronosticaron tornados intensos y vientos dañinos, algunos con fuerza de huracán con velocidades de 75 mph o más, en gran parte de Mississippi, el sur y el este de Louisiana y el oeste de Alabama.