NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CFP

Todo lo que debes saber previo al duelo por el título entre Alabama y Georgia

El Crimson Tide busca su segundo título consecutivo del football colegial, pero los Bulldogs llegan como favoritos al College Football Playoff Championship.

Estados UnidosActualizado a
El Crimson Tide busca su segundo título consecutivo del football colegial, pero los Bulldogs llegan como favoritos al College Football Playoff Championship.
Jeffrey McWhorterAP

Hace un mes, Bryce Young y Alabama destruyeron a los Bulldogs en el Campeonato de la SEC. El lunes, Georgia tratará de evitar una segunda debacle en el juego más importante del año: el College Football Playoff Championship, a disputarse en el Lucas Oil Stadium de Indianapolis.

Young pasó para 421 yardas y tres touchdowns, el Crimson Tide ganó 41-24 y el quarterback de Alabama amarró el Heisman Trophy.

Young, además, lo hizo ante una defensiva de Georgia que llegó al juego como la número uno en el football colegial en cuanto a puntos (6.9) y yardas (230.6) permitidas por juego.

¿Podrá hacerlo de nuevo?

“No creo que tengas que hacer todo igual, pero tampoco creo que debas hacer muchos cambios para que los jugadores salgan y puedan jugar y ejecutar con confianza”, dijo Nick Saban, coach de Alabama.

“Cada juego ha sido diferente”, dijo Kirby Smart, coach de los Bulldogs. “Y nunca se tratará de él (Saban) y yo. Sé que él no lo ve así y yo no lo veo así”.

Cuando Alabama tenga el balón

Si Young va a tener otro juego espectacular ante la defensiva de los Bulldogs, lo va a tener que hacer sin uno de sus dos mejores wide receivers: John Metchie.

Metchie sufrió una lesión en la rodilla precisamente en el Campeonato de la SEC, no sin antes atrapar seis balones para 97 yardas y un touchdown.

Es cierto que en Alabama sobra talento en todas las posiciones, pero no hay nadie en el roster del Crimson Tide que pueda suplir a Metchie y su habilidad para ganar yardas después de la recepción.

Eso le permitirá a la defensa de Georgia concentrarse en Jameson Williams, uno de los mejores wide receivers del football colegial: es tercero en touchdowns (15), quinto en yardas (1,507), sexto en yardas por recepción (20.0) y noveno en yardas por juego (107.6).

Si Saban quiere dominar este juego con su defensiva y la posición de terreno, entonces correr el balón será esencial en su plan de juego.

Brian Robinson Jr. ha sido su hombre más confiable en el backfield, siendo líder del Crimson Tide en intentos (249), yardas (1,321) y touchdowns por la vía terrestre (14).

Las grandes incógnitas están en la línea ofensiva de Alabama, que perdió a dos titulares en el Cotton Bowl ante Cincinnati: el guardia derecho Emil Ekyior (hombro) y el tackle derecho Chris Owens (tobillo), en duda para el juego por el título en Indianapolis.

Cuando Georgia tenga el balón

Si la defensa de Alabama tiene un punto débil, sin duda es en la posición de cornerback, golpeada recientemente por las lesiones.

Josh Jobe sufrió una lesión en el pie y no pudo jugar los playoffs, mientras que Jalyn Armour-Davis (cadera) fue intermitente en el juego de la semana pasada ante Cincinnati.

Si Stetson Bennett tiene suficiente tiempo en la bolsa de protección, no dudará en atacar al inexperto Kool-Aid McKinstry y a Khyree Jackson, quienes aparentemente serán los corners titulares del Crimson Tide.

Aunque los wide receivers son talentosos, las mejores opciones de Bennett son el tight end Brock Bowers (10 balones atrapados y 139 yardas en el juego de hace un mes ante Alabama) y el running back James Cook (cuatro recepciones y 128 yardas en el Orange Bowl).

El problema para el quarterback de los Bulldogs es el front-7 de Alabama, comandado por el outside linebacker Will Anderson Jr., sin duda el mejor defensivo del football colegial, con 17.5 sacks entre sus 34.5 tacleadas para pérdida de yardas.

Jamaree Salyer, tackle izquierdo de Georgia, tuvo una sólida actuación ante Aidan Hutchinson, de Michigan, en una de las semifinales, pero Anderson representa un reto muy diferente.

Desde la derrota ante Texas A&M, el 9 de octubre, la defensiva del Crimson Tide permite 17.1 puntos por juego, 296.6 yardas, 62.1 terrestres y 234.5 por la vía aérea.

La rivalidad

Alabama y Georgia se han enfrentado en 71 ocasiones y el Crimson Tide tiene ventaja de 42-25-4 en la serie, con siete triunfos consecutivos sobre los Bulldogs, incluidas tres victorias en Campeonatos de la SEC y una más en el CFP.

Saban está 9-2 contra Georgia (7-1 desde que llegó a Alabama), mientras Smart tiene marca de 0-4 ante el Crimson Tide.

Los Bulldogs son favoritos por 3 puntos para ganar el campeonato.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?