MLS

Wes Edens registra "Las Vegas Villains" como posible equipo de la MLS

El también propietario de Aston Villa y los Milwaukee Bucks ha registrado este nombre para seguir ganando pasos en la próxima franquicia expansión de la liga.

Estados Unidos
0
Foto de stock del letrero de bienvenida a Las Vegas, Nevada.
LPETTET Getty Images

Austin FC -a nivel empresarial- ha hecho una buena entrada en la MLS esta temporada al conectar con su gente y por lo menos no ser el peor equipo de su conferencia. Próximamente, Charlotte FC y St. Louis tendrán, como mínimo, la misma tarea en sus ingresos a la liga, pero después de ellos ha quedado un hueco después de la caída de Sacramento. Afortunadamente, parece ser que el reemplazo es cada vez más claro.

Mil y un problemas, incluyendo la pandemia, hicieron que la supuesta próxima organización de fútbol de Sacramento terminara por bajar su proyecto para unirse al máximo circuito de fútbol de los Estados Unidos y, tras ver el éxito con juegos internacionales en el Allegiant Stadium, parece ser que la propuesta de añadir el equipo en Las Vegas se vuelve más real.

Después de ganar el campeonato de la NBA con los Milwaukee Bucks y volver a poner a Aston Villa como un equipo de moda para muchos en la Premier League, ahora Wes Edens, junto con Nassef Sawiris, ha ido a la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos para registrar el nombre de “Las Vegas Villains” como una denominación para eventos deportivos, según reportó el Review Journal.

La operación se realizó el pasado 4 de junio y en distintas ocasiones se ha conocido del interés de Edens para formar parte de la familia de la MLS. La misma directiva de la competición no dio comentarios al respecto, ya que, aunque Las Vegas haya tomado esta delantera, aún se mantienen como opciones latentes las ciudades de San Diego y Phoenix.

El desastroso pasar de Sacramento Republic

El nombre estaba listo, la inversión lucía en orden y el comisionado Don Garber incluso les había dado la bienvenida. Pero para los malos tiempos, Ron Burke, el inversionista mayor de Sacramento Republic, decidió retirar su suma económica del proyecto por la pandemia y por incumplimiento en el proceso de expansión, por lo que la ciudad buscó salvar un proyecto que estaba condenado a perderse. Al día de hoy, nadie ha podido o querido retomar la idea.