CHEQUES DE ESTÍMULO

¿Puede suceder el cuarto cheque de estímulo antes del receso de julio del Congreso?

El famoso “receso de Julio” se aproxima en ambas cámaras del Congreso. ¿Puede aprobarse el cuarto cheque de estímulo antes que el descanso suceda?

Estados Unidos
0
¿Puede suceder el cuarto cheque de estímulo antes del receso de julio del Congreso?

Aunque la recuperación pospandémica avanza en la Unión Americana, lo cierto es que aún hay millones de estadounidenses que están lejos de salir a flote y llevan arrastrando deudas desde el 2020, por lo que no ha dejado de surgir la duda sobre si habrá un cuarto cheque de estímulo o no.

Y es que, pese a que aún no hay nada confirmado, todo parece indicar que la aprobación de un nuevo pago de estímulo económico tardará en llegar, pues, el Congreso del país entrará en receso debido a la conmemoración del Día de la Independencia.

¿Puede suceder el cuarto cheque de estímulo antes del receso de julio del Congreso?

Este descanso corre bajo el nombre de “receso de Julio” y consta de una pausa laboral de dos semanas y media en ambas cámaras del Congreso (Senado y Cámara de Representantes), comenzando el próximo jueves primero de julio, tres días antes de la Independencia.

Dicho esto, sólo quedan escasos dos días para avanzar en las negociaciones del nuevo rescate antes que el receso llegue, por lo que es prácticamente imposible que se llegue a un acuerdo bipartidista en tan poco tiempo.

Actualmente, el Congreso se encuentra trabajando en el plan de infraestructura bipartidista apodado “G21”, mismo que es apoyado por el Presidente Biden, lo que significa que un cuarto cheque de estímulo no está en las prioridades de la negociación, aunque claro, los demócratas continúan presionando para aprobar un paquete de reconciliación paralelo al "G21" que incluya una nueva ronda de pagos. Sin embargo, ninguno de estos es probable que se apruebe antes del jueves.

Una vez que el receso de julio termine, los legisladores tendrán que trabajar arduamente para poder llegar a un acuerdo en tres semanas, de lo contrario, las negociaciones de ambas propuestas podrían retrasarse una vez más ya que en agosto se atraviesa otro receso de un mes, por lo que no habrá sesiones en el Congreso hasta Septiembre.