Temas del día Más temas

MLS

Chicharito hunde a New York RB y Galaxy es líder en el Oeste

Otra actuación perfecta del mexicano ya lo tiene con cinco tantos en la liga, además del liderato en solitario por encima de Seattle Sounders y LAFC.

Estados Unidos
Javier "Chicharito" Hernández festeja su segundo gol de la tarde con LA Galaxy ante New York Red Bulls en el Dignity Health Sports Park.
Meg Oliphant Getty Images

Habían sido dos goles en la primera semana y todos estaban contentos. No habría una sola queja si en esta ocasión se iba en blanco. Pero, si su cambio de mentalidad mencionado es tan real como su exposición de hoy, por parte de Chicharito Hernández podemos esperar mucho en 2021. A pesar de que New York Red Bulls pudo irse con un punto de vuelta a casa, el goleador no les permitió siquiera preocupar a los suyos de manera convincente.

Mayores sustos se presentaron al principio por un choque entre Fábio y Jonathan Bond, pero todo terminó en un susto, tal y como fue para los neoyorquinos al apenas estarse acomodando en el encuentro cuando enfrente se les colocó Chicharito. Así como fue ante Inter Miami, Ethan Zubak comió rivales en velocidad por el lado izquierdo y se adentró al área para mandar un tiro cruzado que sirvió como asistencia para que Hernández cerrara la llave en barrida y, así, darle la primera ventaja a los angelinos.

Esto provocó de inmediato una presión alta de los Red Bulls, con lo que vino la oportunidad más clara del primer tiempo con una bomba desde fuera del área cortesía de Fábio, la cual pudo desviada de manera correcta por el inglés Jonathan Bond bajo los tres palos. De ahí se partió el encuentro a los pases largos y contra golpes de los pupilos de Greg Vanney al detectar las fallas de los hombres centrales de la visita. Así se creó un disparo desde fuera del área con mucho peligro de Chicharito, pero, antes de volver anotar, había que darle algo de juego a los Red Bulls.

Julian Araujo, que sufrió todo el encuentro con exceso de seguridad y confianza al querer salir con balón controlado, dejó pasar el balón en su costado del área -sin siquiera saber donde estaba- y Andrew Gutman no desaprovechó la asistencia de Brian White para cruzar su tiro y vencer a Bond. Eso hizo ver aún más adelante, con lo que Araujo sufría y sufría, con error tras error, pero todo eso se logró disminuir, desafortunadamente, por un choque en el aire entre Adama Saldaña y Caleb Clark que no pasó a mayores.

Así fue la oportunidad ideal para que los anfitriones tomaran el ritmo del primer tiempo en el cierre y el llamado inicial lo hicieron con una combinación entre Jonathan Dos Santos, Chicharito y Samuel Grandsir, el cual acabó en las manos de Carlos Coronel. Pero, como bien menciono, ese únicamente fue un aviso porque, segundos más adelante, Víctor Vázquez volvió a notar las deficiencias de la central neoyorquina y así encontró a Chicharito otra vez para que este girara y anotar el segundo de la tarde por entre las piernas del antiguo arquero de Philadelphia Union.

Era su momento, nadie quería el descanso y a la vuelta se notó de inmediato el ánimo de seguir acrecentando el encuentro. El equipo de la Gran Manzana entró con múltiples oportunidades, jugadas de peligro que llamaban al empate, pero su verdugo de la tarde volvió a aparecer. ¿Y por qué? Gracias a estar en el lugar y momento exacto tras otro mal despeje de la central. Julian Araujo, en poco de lo que hizo, desbordó por la derecha, mandó su centro por debajo y, si Vázquez no pudo finalizar, Hernández sí lo hizo y hasta de tijera para festejar a lo grande.

Es cierto que aún no terminaba de celebrar el delantero azteca cuando llegó el gol en el otro costado de Cristian Cásseres, pero el ímpetu de los toros no pudo volver a convertirse en una alegría de esta magnitud. En el balón parado fue cuando más le complicaron las cosas a los californianos y las dificultades se acrecentaban con el cansancio muscular de hombres como Dos Santos y el mismo Hernández. Estos tuvieron que dejar el campo, lo cual daba confianza a los once de Gerhard Struber para empujar un poco más.

No obstante, el juego se comenzó a detener por varias lesiones, actuaciones y los innumerables choques de cabeza que se vieron en el enfrentamiento; probablemente más de esas que goles del Galaxy. Tal fue el caso que el juez central decidió agregar 10 minutos al encuentro -aún nos preguntamos el porqué de ello- y ahí todo fue realmente para Nueva York que tuvo dos intentos con el sustituto Danny Royer, quien estrelló en barrera y grada las emociones de los suyos por ver una igualada. Incluso, hubo un posible penal sobre Frankie Amaya, que hizo su debut, pero el árbitro se evitó polémicas y de inmediato marco saque de meta para finalizar la jornada.

Estos son seis puntos ya para LA Galaxy que se coloca en lo más alto de la Conferencia Oeste y con la confianza a tope para enfrentarse a quien sea -siempre y cuando su cuadro titular esté completo. La baja de Sebastian Lletget no se sufrió tanto, como sí el luto de los New York Red Bulls, ubicados ahora en el último peldaño del Este sin puntos y cinco goles en contra.

El siguiente reto de LA Galaxy dirá mucho

La primera prueba en papel era interesante por los cambios y la presentación competitiva de Inter Miami, sin embargo, aún hay duda de la realidad de ese conjunto. Ahora contra Red Bulls se encontrar un hueco en su muralla, por lo que aún puede estar en cuestión el buen andar de los galácticos. Por eso, en la siguiente jornada podrán demostrar su potencial cuando visiten a Seattle Sounder en el Lumen Field, casa que estrenaron este ciclo con un aplastante 4-0 sobre Minnesota United.