Dallas Cowboys

Dak Prescott estaría recuperado al 100% para abril

El quarterback agente libre podría participar en todas las actividades de la pretemporada luego de su aterradora lesión.

Estados Unidos
Dak Prescott con los Cowboys
Patrick Smith Getty Images

Luego de sufrir una aterradora lesión en el tobillo que requirió dos cirugías, Dak Prescott. podría estar al 100% para abril, lo que significaría una participación total en todas las actividades de pretemporada.

¿Con quién? Esa sigue siendo la pregunta de los 100 millones de dólares. O tal vez más.

De acuerdo con un reporte de NFL Network, Prescott buscaría un contrato apenas por debajo de los 45 millones en promedio que recibe Patrick Mahomes en el pacto por 450 millones y 10 temporadas que firmó con los Chiefs previo al inicio de la temporada pasada. Eso es mucho dinero para un pasador con apenas un triunfo en playoffs y que viene de una fractura compuesta en el tobillo.

Por supuesto que pedir no empobrece, y como agente libre Prescott está en la posición de filtrar sus pretensiones contractuales. Que alguien esté dispuesto a considerar un contrato de tales dimensiones es cosa muy distinta. Primero, el quarterback debe demostrar que está completamente recuperado de la lesión que sufrió en la semana 5 de la temporada pasada.

Desde el principio, los Cowboys han dicho que el futuro de Prescott está con el equipo. Sin embargo, Dallas también tiene la muy viable opción de colocarle la etiqueta de franquicia por segundo año consecutivo, lo que significaría que Dak juegue la temporada 2021 a un costo de 37.7 millones de dólares, lo que efectivamente lo colocaría en territorio Mahomes.

Los Cowboys tienen hasta el 9 de marzo para colocarle la etiqueta de franquicia y el hecho de que aún no lo hayan hecho sólo significa que el equipo y el jugador continúan en la negociación de un contrato multianual.

Independientemente de la situación contractual, el reporte del lunes por la noche de que Prescott estaría completamente saludable para abril es una bocanada de aire fresco tanto para el mismo jugador como para los Cowboys, que se perfilan para retenerlo al menos por un año más.

Después de sufrir la horripilante lesión en la que su tobillo derecho quedó apuntando en la dirección incorrecta, muchos temían sobre el futuro a corto y mediano plazo del pasador, particularmente porque jugaba bajo la etiqueta de jugador franquicia. Cualquier contratiempo en su recuperación podría haberlo dejado en el limbo por tiempo indefinido.

Para los Cowboys, el posible regreso de Prescott detrás del centro también les resolvería un enorme problema. Antes de su lesión, Prescott promediaba 422 yardas por en los primeros cuatro juegos de la temporada, con nueve pases de touchdown y tres intercepciones. Dallas tuvo un solo juego de más de 300 yardas aéreas el resto del calendario y sucumbió a una marca de 6-10.