Maradona

El día que Diego Armando Maradona y Mágico González jugaron en el Barcelona

Durante un gira del Barcelona por Estados Unidos en 1984, La leyenda salvadoreña y el 'Pelusa' compartieron vestidor, así es, ambos vistieron la casaca culé.

Estados Unidos
0

Corría el 1984, cuando Barcelona realizó una gira por Estados Unidos, misma donde se enfrentaron al Cosmos pudieron ver a las dos grandes estrellas del momento portando la camiseta del Barcelona. Este hecho se dio gracias a que Diego Maradona pidió a la directiva culé llevar a el Mágico González a la gira a la Nación de las Barras y las Estrellas, esto debido a que el salvadoreño rechazó portar la camiseta blaugrana. Durante la el Pelusa quedó en shock al ver la calidad, técnica y desequilibrio que tenía el jugador de Cádiz en los pies.

En dicha gira ambos jugadores dieron cátedra de lo que pudo ser el Barcelona de los 80’s, pero gracias a que Mágico no tenía la ambición de ser uno de los mejores del mundo, simplemente se dedicaba a vivir la vida y disfrutar del fútbol, jamás se pudo concretar su llegada al club culé. Pero la calidad del salvadoreño era tanta que en algunas ocasiones Diego Armando Maradona llegó a afirmar que jamás había visto a un futbolista tan técnico como al ‘Mágico’.

Uno de los recuerdos que dejó esa pequeña gira donde los hinchas del Barcelona y todos los estadounidenses pudieron disfrutar de las dos leyendas, fue cuando el salvadoreño le realizó un túnel al Campeón del Mundo en México 86. Después de estos momentos, el Pelusa no dejó de recordar los grandes recuerdos que se quedó, ya que no podía olvidar los grandes regates, que inclusive aseguró que no podría igualar.

El reencuentro

Después de ese paso fugaz de Mágico en el Barcelona, la vida hizo que los dos grandes jugadores de la década de los 80’s se volviera a reunir, ahora en el Cuscatlán cuando el argentino realizó ‘Showbol’ de Maradona en el 2006, cuando los salvadoreños pudieron ver la calidad y talento de las dos leyendas, una de ellas, Maradona, considerado por muchos el mejor jugador del mundo y el otro, Mágico, cómo el jugador que no quiso ser el mejor del mundo.