Temas del día Más temas

AQUÍ SOLO FOOTBALL

Wilson es el mejor y Prescott sólo números engañosos

Russell Wilson es el MVP en una liga que extraña a sus defensivas, con más decepciones que sorpresas y con poco margen de error ante el COVID-19.

Estados Unidos
Russell Wilson
Michael Reaves AFP

Se fue el primer cuarto de la temporada y aquí tengo algunas conclusiones:

WILSON, MVP

En nueve extraordinarias campañas en la NFL, Russell Wilson nunca ha recibido un solo voto para MVP. Eso se acabará este año.

Patrick Mahomes es un espectáculo aparte, pero Wilson ha sido el mejor quarterback de la liga en estas primeras cuatro semanas.

“Robot Russell” es líder de la NFL con 16 pases de touchdown. Hasta ayer, el único pasador de la historia con 16 envíos a las diagonales en las primeras cuatros semanas de una campaña era Peyton Manning, en 2013, y esa temporada el entonces quarterback de los Denver Broncos fue nombrado MVP al imponer récord de yardas aéreas (5,477) y touchdowns (55).

Mención honorífica para el joven Josh Allen, de los Buffalo Bills, quien es segundo en la NFL con 12 touchdowns y rating de 122.8, solo detrás de Wilson en ambas categorías.

A este chico no siempre se le reconoce su habilidad con las piernas, pero Allen y Steve Grogan (1976, Patriots) son los únicos quarterbacks en la historia con al menos dos pases de anotación y uno más por tierra en los cuatro primeros juegos de una temporada.

LAS STATS DE DAK

Los “abogados” de Dak Prescott dirán que el quarterback de los Dallas Cowboys es líder de la NFL en pases (201), completos (137) y yardas (1,690) y que eso demuestra que sí vale los 40 millones de dólares por temporada que demanda.

Que nadie se ofenda, pero esos son números “engaña-bobos”. Ninguna de esas estadísticas es realmente importante para un quarterback en la NFL. El ejemplo inmediato es Jameis Winston en 2019, quien terminó la campaña como líder de la liga con 5,109 yardas aéreas y récord de 7-9.

Si Prescott ha lanzado un promedio de 50 pases por juego es porque su defensa apesta. Dallas ha aceptado 38 puntos o más en tres juegos consecutivos por primera vez desde la primera temporada de la franquicia, ¡hace 60 años!

Los Cowboys perdían 20-0 ante Atlanta; 30-15 en Seattle y 41-14 contra Cleveland. Por supuesto que Dallas ha tenido que abandonar la carrera y eso se traduce en “grandes” números de Dak.

Pero, en cuanto a porcentaje de pases completos, touchdowns y rating (las estadísticas que sí hablan de la actuación de un quarterback en la NFL), Wilson, Allen, Aaron Rodgers y Mahomes son los mejores de la liga.

Además, en las derrotas ante Rams y Seahawks, Prescott tuvo oportunidad de comandar una serie ofensiva ganadora, y ambas se quedó corto y con decisiones cuestionables.

DECEPCIONES

Además de los Cleveland Browns (3-1), realmente no hay sorpresas hasta el momento. Los Arizona Cardinals iban por ese camino, pero las derrotas consecutivas ante Detroit y Carolina los bajaron de ese tren.

Pero sí podemos contar varias decepciones. La lista la encabezan los Houston Texans, 0-4 hasta el momento; los siguientes cinco juegos para el equipo del coach Bill O’Brien incluye dos veces a los Jacksonville Jaguars, pero también a Green Bay, Cleveland y New England.

Dallas (1-3), Minnesota (1-3) y San Francisco (2-2) son otros equipos de los que se esperaba mucho más en 2020.

INDEFENSOS

A falta de dos juegos en la Semana 4, el promedio de puntos por partido es de 51.6, el más alto en la NFL desde 1989, cuando fue de 53.2.

Sin público en la mayoría de los estadios, este juego le pertenece a los quarterbacks y las ofensivas.

Hasta el momento se han anotado 3,151 puntos, la mayor cantidad en cuatro semanas en la era del Super Bowl, según cifras oficiales.

Solo hay cuatro equipos que han aceptado menos de 20 puntos por juego hasta el momento: Indianapolis (14.0), San Francisco (17.8), Baltimore (18.3) y Pittsburgh (19.3).

¿Podrán las defensivas dar un paso al frente?

COVID-19 VS. NFL

La Semana 4 tuvo dos cambios tras el brote de coronavirus en Tennessee y el positivo de Cam Newton.

La NFL, según reportes, ya investiga a Titans y Patriots para saber si violaron o no las políticas COVID-19 que la liga acordó con la Asociación de Jugadores. La mano dura y las multas serán una constante a partir de este momento, como sucedió con los coaches que no usaron apropiadamente el cubrebocas durante los partidos.

Pittsburgh y Tennessee tuvieron un “bye” forzado esta semana; los Baltimore Ravens fueron el daño colateral al tener que adelantar su semana de descanso y está por verse si los Titans podrán jugar en la Semana 5 ante Buffalo.

Y no serán los únicos casos positivos por COVID-19 en la temporada 2020. El rompecabezas se le desarmó y ahora la NFL estará a prueba semana a semana para tratar de mantener su calendario con el menor número de alteraciones posibles.

Si la MLB lo logró, la NFL también podrá.