SEMANA 3

Russell Wilson y Dak Prescott, listos para un gran ‘tiroteo’

Este domingo, Prescott y los Cowboys visitan a los Seahawks de Wilson, en uno de los duelos estelares de la Semana 3 y cuyo resultado dependerá mucho de lo que hagan estos dos quarterbacks.

Dak Prescott
Andrew Dieb Icon Sportswire via Getty Images

Russell Wilson es un quarterback elite en la NFL. Dak Prescott quiere serlo y, por lo visto en 2020, el quarterback de los Cowboys va en serio.

Wilson, de los Seahawks, es líder de la liga después de las dos primeras semanas de la campaña con 82.5% de pases completos, 9 touchdowns y rating de 140.

En el inicio de su noveno calendario en la NFL, “Robot Russell” tiene 88 triunfos en temporada regular, 236 pases de touchdown, dos apariciones en el Super Bowl y un anillo de campeón.

Es, por supuesto, a lo que aspira Prescott, quien en 2020 rechazó una oferta de Dallas y prefirió jugar con la etiqueta de “Jugador Franquicia”, en busca de un contrato de largo aliento y con suficiente dinero garantizado.

Prescott se convirtió en el primer quarterback de la historia con al menos 400 yardas aéreas y tres touchdowns por tierra, en el improbable triunfo de los Cowboys 40-39 sobre Atlanta.

Desde que se convirtió en titular en Dallas, en 2016, Prescott es líder entre los pasadores con 24 anotaciones por tierra.

“Dak hace un gran trabajo. Permanece sereno, confiado. Parece que siempre ha hecho eso a lo largo de su carrera”, reconoció Wilson. “Simplemente tengo mucho respeto por la manera en que juega”.

Este domingo, Prescott y los Cowboys visitan a los Seahawks de Wilson, en uno de los duelos estelares de la Semana 3 y cuyo resultado dependerá mucho de lo que hagan estos dos quarterbacks.

Wilson empató una marca personal la semana pasada con cinco pases de touchdown ante los Patriots, y se convirtió en el tercer jugador con nueve o más envíos a las diagonales y cero intercepciones en las dos primeras semanas de una campaña. Los otros dos (Patrick Mahomes en 2018 y Peyton Manning en 2013) fueron nombrados MVP.

“Tengo toda la fe en que mi defensa saldrá y hará su trabajo”, dijo Prescott. “Pero para mí, se trata de mantener la concentración en lo que la defensa de los Seattle Seahawks nos va a dar, en cómo ejecutamos. Ese es el enfoque principal y el único enfoque dentro de un plan de juego, sin importar quién sea el quarterback”.

Por el momento, ni la defensa de Dallas ni la de Seattle han hecho mucho para ayudar a sus equipos.

Seahawks es el equipo que más yardas permite por juego, con 485 y los Cowboys ocupan la posición 25 con 401; Seattle acepta 27.5 puntos por partido y Dallas, 29.5.

Por si fuera poco, ambos equipos tendrán bajas importantes de ese lado del balón.

Dallas perdió al linebacker Leighton Vander Esch (clavícula) y a los cornerbacks Anthony Brown (costillas) y Chidobe Awuzie (bíceps femoral). Además, el back defensivo novato Trevon Diggs está en duda con un problema en el hombro.

Seattle perdió al linebacker Bruce Irvin y al nickel cornerback Marquise Blair la semana pasada debido a lesiones en la rodilla.

Los Cowboys lideran la liga con 41 jugadas de al menos 10 yardas y la defensa de los Seahawks ha permitido 47, lo más alto en la NFL.

Wilson y Prescott tienen la mesa servida para un gran día, en el que se espera sea un tiroteo muy entretenido, con uno de los mejores quarterbacks de la liga y otro que aspira a serlo.