NFL

Rams podrían jugar sin aficionados en el SoFi Stadium

La organización de Los Ángeles analiza la posibilidad de jugar en 2020 sin seguidores en las gradas, decisión que también afectaría a los Chargers.

Casco de los Rams

Tras cuatro campañas en el Memorial Coliseum los Rams lograron concretar el sueño de tener un nuevo estadio en Los Ángeles. Sin embargo, la crisis por el coronavirus podría hacer que las gradas del SoFi Stadium luzcan vacías en 2020.

Este martes Lindsey Thiry, de ESPN, reportó que los Rams han comenzado a avisar a los poseedores de entradas para toda la temporada que podrían jugar la campaña sin aficionados en las gradas.

El escenario más alentador para la organización de Stan Kroenke, y otra opción que tienen en mente, es permitir que 15 mil seguidores entren el estadio portando máscaras de protección. Con una capacidad de 70 mil asientos representaría una asistencia de poco más del 20%.

Para los Rams no poder tener aficionados en los partidos sería sumamente duro. Se estima que la organización pagó 5.5 billones de dólares para concretar la construcción del estadio y la NFL, consciente de esto, les ayudó entregando el primer Sunday Night Football de la campaña frente a los Cowboys.

Además, no solo los Rams podrían verse afectados por esta determinación. Los Chargers, quienes ocuparon el Dignity Health Sports Park de la MLS provisionalmente, compartirán el estadio de Inglewood ─aunque los 'Bolts' lo harán en condición de inquilinos.

Y ambos clubes deberían aceptar la posibilidad de jugar con las gradas vacías. Al 21 de julio el condado de Los Ángeles es el que reporta más casos de la Covid-19 en Estados Unidos con un total de 159,045 confirmados de acuerdo con información de la Johns Hopkins University.

Raiders también sufre

La organización que recién se mudó a Las Vegas y que también construyó un nuevo estadio, el Allegiant Stadium, también podría tener problemas económicos derivados de su mudanza. Sin embargo, los Raiders invirtieron tan solo una tercera parte de lo que Rams desembolsó para construir su recinto; es decir, 1.8 billones de dólares.