Juegos Olímpicos

Casi 6 mmdd podría costar el aplazamiento de Tokio 2020

Según expertos, el costo es de 5,700 millones de dólares, que incluye manutención de los estadios y la pérdida de ingresos del turismo local e internacional.

Banner de los Juegos Olímpicos Tokio 2020
KIMIMASA MAYAMA EFE

Sólo tres veces en la historia los Juegos Olímpicos fueron cancelados: en 1916, 1940 y 1944, durante la Primera y Segunda Guerras Mundiales.

El martes, por primera vez el Comité Olímpico Internacional suspendió unos Juegos, los de Tokio 2020, debido a la pandemia del coronavirus.

Los Juegos Olímpicos se han adelantado como consecuencia de disputas gubernamentales y después de desastres naturales, pese a los atentados terroristas de Munich en 1972 e incluso un virus, cuando el Zika golpeó a Brasil en 2016.

Pero el Covid-19 ganó la batalla esta vez y así el Comité Olímpico Internacional y el Gobierno de Japón acordaron aplazar un año los Juegos de Tokio 2020.

“Japón, como país anfitrión, bajo las actuales circunstancias, ha propuesto que (el COI) estudie si se pueden aplazar cerca de un año (los JJOO) para que los atletas puedan tener las mejores condiciones”, dijo el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe.

Ahora viene la parte dolorosa del movimiento: el impacto económico.

Poner los Juegos en pausa costará a Tokio hasta 5,700 millones de dólares, dijo Katsuhiro Miyamoto, profesor emérito en economía de la Universidad de Kansai, a ESPN.

Eso incluye el costo de manutención de los estadios y la Villa Olímpica durante un año, logística, relaciones públicas y la pérdida de ingresos de los 600,000 turistas que se esperaba harían el viaje a Tokio.

El periódico financiero japonés Nikkei estimó que el costo por la suspensión será de 2,700 millones de dólares.

Hasta el momento, la organización de los Juegos de Tokio 2020 había costado 30 mil millones de dólares.

Cuando Tokio ganó la candidatura olímpica en 2013, informó el costo total de los Juegos sería de 7,300 millones de dólares.

Tokio ha gastado, según AP, casi 7 mmdd en estadios o arenas, cerca del 85% de los fondos públicos destinados a la organización del evento. El más caro es el nuevo estadio nacional, un proyecto del gobierno facturado en más de 1,400 millones de dólares.

El COI contribuyó con 1,300 mdd para financiar los Juegos Olímpicos y también tiene un fondo de reserva de aproximadamente 2 mmdd y un seguro para cubrir pérdidas en caso de emergencias.

Otro problema que tiene Tokio son los patrocinadores, pues las marcas esperan que se cumplan sus acuerdos con el COI y la ciudad sede de los Juegos.

La cadena NBC, que tiene los derechos de transmisión de Tokio 2020 en Estados Unidos, informó a principios de mes que tiene un seguro contra el aplazamiento o cancelación de los Juegos, pero tendrá que renegociar con los anunciantes que ya pagaron por su presencia en los Olímpicos.

Vamos a posponer esto y comenzar a lidiar con la ramificaciones de mover (los Juegos), que son inmensas”, dijo Dick Pound, miembro del COI.

Como inmenso es el impacto económico de aplazar un año los Juegos de Tokio 2020.