LIV Super Bowl 2020

Super Bowl LIV

SUPER BOWL LIV

Así llegan San Francisco 49ers al Super Bowl LIV

Una de las claves para 49ers este año fue la constancia del ataque terrestre, que solo en cuatro juegos de 2019 no alcanzaron las 100 yardas.

49ers en el campeonato NFC
Harry How AFP

Jim Harbaugh hizo el esfuerzo en su mandato de cuatro años en los controles de los 49ers, pero no fue suficiente. En tres temporadas de ellas llegó al juego de campeonato de la NFC y en una de ellas al Super Bowl (2012). Sin embargo, en el escenario grande los Niners de Jim sucumbieron ante los Ravens de su hermano John Harbaugh. Tras la salida del entrenador de la bahía, llegaron Jim Tomsula y Chip Kelly en años consecutivos (2015, 2016), pero ninguno salió del sótano del Oeste. Para 2017, arribó a las laterales Kyle Shanahan.

Tras dos campañas de reconstrucción y de darle una nueva identidad a los 49ers, éstos vuelven nuevamente al partido por el Vince Lombardi, que los enfrentará en Miami el próximo 2 de febrero ante Kansas City Chiefs.

En la temporada del centenario de la NFL el panorama cambió para el equipo de oro y rojo. Los ajustes en ambos lados de la cancha se hicieron notar y eso les ayudó a finalizar 13-3, como Saints y Packers, para el mejor récord en la NFC y el segundo mejor en la liga, detrás de Baltimore (14-2).

De ser la ofensiva número 21 en puntos, Shanahan los lideró a terminar en el segundo puesto a nivel general en la liga, con 27.62 unidades por encuentro. Mientras que al defender el balón, Robert Saleh los situó como el octavo mejor equipo en puntos recibidos, permitiendo 19.37 por jornada, luego de terminar en el lugar 28 un año antes.

Los de la bahía niciaron la primera vuelta del calendario de manera perfecta (8-0) y para la segunda parte solo sufrieron tres derrotas, contra Seahawks y Falcons, así como en Baltimore.

Uno de los factores clave para los representantes de la NFC en el Super Bowl fue la capacidad de convertir al ataque y de frenar al oponente en oportunidades de tercer down. En ellas San Francisco convirtió 45%, la quinta mejor eficiencia de la liga; mientras que le concedieron avanzar en un 33.3% de esas oportunidades a sus rivales, motivo por el cual se colocaron en el segundo puesto de los 32 equipos.

Postemporada

En la postemporada, los Niners llegaron como el primer equipo sembrado de su conferencia, gracias a la victoria de un duelo dramático en Seattle que se definió en los últimos instantes en la Semana 17.

De esa manera pasaron directamente a recibir los Playoffs en San Francisco, donde en la primera jornada, en Ronda Divisional, mandaron a los Vikings a de regreso a Minnesota luego de una imponente actuación de la defensa de Saleh que capturó seis veces a Kirk Cousins, además de la ocasión en la que Richard Sherman interceptó al quarterback de los 84 millones de dólares.

Asimismo, Shanahan se mantuvo apegado al estilo que los Niners presentaron en toda la campaña: entregarle el balón a sus corredores, quienes se combinaron para 186 yardas.

En el duelo por el campeonato de la NFC, el Levi's Stadium sirvió como revancha del Sunday Night Football de la jornada 12 ante Green Bay, en el cual los Niners demostraron su poderío.

En el segundo choque del año contra Packers, ahora en enero, Shanahan aleccionó nuevamente a su excolaborador Matt LeFleur. Los 72,211 aficionados que acudieron al encuentro fueron testigos de que corriendo el balón y con una buena defensa, no hay mucha necesidad de soltar el brazo.

Shanahan mandó 50 jugadas en total. 42 fueron para el juego terrestre, donde Raheem Mostert se llevó el show con 220 yardas por esa vía en 29 intentos, así como cuatro anotaciones. Garoppolo solo intentó ocho pases y acumuló 77 yardas.

La concentración de San Francisco fue también un factor en el resultado que les favoreció 37-20 al final. En ningún momento entregaron el balón o si quiera perdieron uno, además de que solo fueron penalizados en dos ocasiones con una decena de yardas.

Asimismo, Sherman, de 31 años, consiguió su segunda intercepción en estos Playoffs, cuando atrapó un envío de Aaron Rodgers, mientras defendía a Davante Adams, aunque éste último logró 138 yardas en nueve recepciones, incluida una de 65.

Los líderes

Este año, Jimmy Garoppolo se mantuvo sano e inició todos los encuentros para los Niners. En ellos, "Jimmy G" pasó para 3,978 yardas y 27 espirales a la zona de anotación por 13 intercepciones. El egresado de East Illinois terminó el año con 69.1% de sus envíos completados.

Por tierra, los Niners acumularon 2,305 yardas en 498 intentos. Raheem Mostert culminó como líder de la organización en ese departamento al sumar 772 unidades; Matt Breida aportó 623 y Tevin Coleman otras 544.

En el ataque aéreo, George Kittle lideró al conjunto de oro y rojo con 1,053 yardas y cinco anotaciones. El novato Deebo Samuel también sobresalió con sus 802 unidades en 57 recepciones.

En el plano defensivo, Arik Armstead (10), Nick Bosa (9), DeForest Buckner (7.5) y Dee Ford (6.5) tuvieron una campaña sólida. Solamente sumando el esfuerzo de la línea frontal de Saleh, los Niners capturaron en 33 a quarterbacks rivales. Richard Sherman interceptó la mayor cantidad de pases en San Francisco (3).