Cine

La historia de Ted Bundy, el escalofriante asesino en serie

Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile, la película biográfica de Ted Bundy, el asesino serial más temido de Estados Unidos está por estrenarse.

Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile, la película biográfica de Ted Bundy, el asesino serial más temido de Estados Unidos está por estrenarse.

Para cerrar los estrenos de julio, llega una película escalofriante y no precisamente se trata de una cinta de fantasmas o fenómenos paranormales, se trata de una historia basada en hechos reales, lo cual lo hace aún más aterrador. La historia de Ted Bundy, uno de los asesinos seriales más temidos en la historia de Estados Unidos llegará a la pantalla grande con la interpretación de Zac Efron en Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile

Se habla mucho sobre este personaje tan despiadado, pero por qué hacer una película de él si no ha sido el único asesino en serie en el mundo. La forma de cometer sus crímenes es lo que más llama la atención, pues a pesar de ser cruel, en un principio parecía ser un hombre encantador que lograba seducir a cualquier mujer. 

La infancia de Ted Bundy

Theodore Robert Cowell no tuvo una infancia fácil. Nació un 24 de noviembre de 1946 en un ambiente hostil en Burlington, una ciudad ubicada en el estado estadounidense de Vermont. Cuando Ted llegó al mundo su madre, Eleanor Louise Cowell, era muy joven y su padre no se hizo cargo de él, por lo que fue criado por sus abuelos, quienes le hicieron creer que su madre era su hermana, pues ella lo rechazaba.

Se dice que el abuelo era un hombre violento que maltrataba a su abuela, así que creció en una casa con un entorno difícil. Cuando Ted tenía cuatro años de edad, su madre se casó y se fueron a vivir a Washington y él recibió el apellido de su padrastro "Bundy", pero nunca tuvieron una buena relación.

Desde pequeño siempre vivió sintiendo el rechazo y violencia intrafamiliar, por lo que empezó a presentar problemas de personalidad y no era sociable, así que con el tiempo estos rasgos comenzaron a desarrollarse y aumentar hasta el punto en el que se convirtió en un hombre cruel y despiadado.

Vida universitaria 

Cuando Ted creció, decidió que sería una buena idea estudiar la carrera de psicología en la Universidad de Puget Sound, y aunque parezca difícil de creer resultó que era muy buen estudiante. Fue ahí en donde conoció a Stephanie Brooks, una compañera de clase, con la que empezó a salir, pero tiempo después ella decidió terminar con él porque no lo encontraba lo suficientemente maduro. Ted se obsesionó con ella.

En ese lapso dejó sus estudios a la mitad y se metió a trabajar, pero era inestable un no duraba mucho tiempo en los empleos. Más tarde conoció a Elizabeth Kloepfer (papel que será interpretado en la película por Lily Collins) con quien tuvo una larga relación de noviazgo, pero mientras estaba con ella seguía en contacto mediante cartas con Stephanie.

Finalmente un tiempo después sí terminó graduándose y se inscribió en la Universidad de Washington para estudiar derecho; además, se comenzó a involucrar en temas políticos y ayudó a un grupo de mujeres sexualmente agredidas.

Sus primeras víctimas 

A pesar de que se sospecha que sus primeros asesinatos ocurrieron antes, los primeros registrados fueron hasta 1974.

El primer caso ocurrió en enero de 1974 cuando seguía en la universidad, y entró a la habitación de Joni Lenz para golpearla, violarla. Esta víctima sobrevivió, pero quedó con terribles secuelas. Después hizo lo mismo con Lynda Ann Healy, pero a ella sí la mató.

Con este asesinato, Ted dio inicio a numerosas muertes de jóvenes estudiantes.

Ted Bundy

¿Cómo las enganchaba?

Llegó un punto en el que se dio cuenta que era un hombre con cierto encanto, por lo que no le costaba trabajo entablar relación con las mujeres; además, de que tenía una táctica que no le fallaba: simulaba tener el brazo lastimado y pedía ayudar para llevar las cosas a su coche.

Se dice que las víctimas de Ted tenían características físicas parecidas a las de su madre y su primera novia, Stephanie, es decir jóvenes, de tez morena y pelo largo.

Su muerte

Una vez ya en la cárcel, a pesar de todos los crímenes que había cometido tenía fans que le enviaban cartas y le decían que lo amaban. 

A pesar que lo sentenciaron a muerte, su ejecución tardó en llegar, pues él trataba de ganar el mayor tiempo posible confesando sus crímenes e inventado otros, dando pistas sobre la localización de sus víctimas, entre otras cosas.

Durante sus últimos años algunos psiquiatras le realizaron entrevistas en los que contó su vida; además, de que confesó su adicción por la pornografía. Los resultados de las pruebas que le hicieron lo calificaban como una persona egocéntrica, impulsivo, inmaduro, con completo de inferioridad, entre otras características.

Finalmente lo ejecutaron el 24 de enero de 1989, es decir a la edad de 43 años.