Baltimore Orioles

Los Orioles no deberían esperar más para cambiar a Machado

Los Orioles no deberían esperar más para cambiar a Machado

David Banks

AFP

El precio que podría exigir Baltimore no podría ser mucho más alto debido al gran momento que atraviesa el dominicano.

Estados Unidos

Una de las reglas básicas para el éxito empresarial es comprar barato y vender caro. Los Baltimore Orioles podrían tener problemas para encontrar un precio más alto por su activo más valioso: Manny Machado.

Hasta el momento, es difícil encontrar a un pelotero que goce de una mejor temporada que el torpedero de origen dominicano. No solo se desempeña con elegancia y maestría en una de las posiciones defensivas de elite, sino que sigue blandiendo el madero con los mejores. En la Liga Americana, Machado es líder con 44 carreras impulsadas, cuarto en bateo (.335), segundo en cuadrangulares (15) y tercero en slugging con .634.

Si los Orioles pretenden esperar a que el precio aumente más, Machado tendría que cambiarse el nombre a Barry Bonds. Así de sencillo.

La buena noticia para el gerente Dan Duquette es que, de acuerdo a un reporte de FanRag Sports, los Orioles ya comenzaron a recibir algunos ofrecimientos que han generado interés en la cúpula de Baltimore. Pero el dueño, Peter Angelos, aún debe dar el visto bueno a cualquier canje que involucre a quien es, básicamente, el único motivo por el que sus espectadores van a Camden Yards.

Jalar del gatillo en este momento es un buen negocio para todos los involucrados. Con 16-34, Baltimore tiene la segunda peor marca de todas las Grandes Ligas y se requiere mucho esfuerzo para superar a los Marlins en ese departamento. No aspiran a nada. No van a aspirar a nada, y mientras más se sigan hundiendo, crearán una percepción de desesperación por cualquier oferta.

Para los equipos ofertantes, que de acuerdo a varios reportes incluyen a Cubs, Phillies, Dodgers, Indians, Yankees y Red Sox, también es lógico querer adquirir los servicios de un pelotero de la talla de Machado lo antes posible.

La percepción popular es que Machado no va a extender su contrato bajo ninguna circunstancia, esperando mejor llegar a la agencia libre con 26 años y la esperanza de romper el mercado con un gordo, gordísimo contrato. Por lo mismo, cualquier equipo que presente una oferta a Baltimore lo hace bajo el entendido de que estará “alquilando” a Machado por unos cuántos meses.

Si alguien va a ceder a un par de sus mejores prospectos por una “renta”, más vale que sea una renta larga. Mejor a finales de mayo que a finales de julio. Para equipos como Phillies o Dodgers, les daría más tiempo de lanzarse a la conquista de su división, o en otros casos de afianzarse hacia una ventaja irremontable.

Sea cual sea el caso, es solo cuestión de tiempo antes de ver a Machado en otro uniforme. En Baltimore debe ser un proceso doloroso, pero mientras más pronto concilien la idea, será más fácil. Como arrancar un curita.

0 Comentarios

Normas Mostrar