El Atleti se levanta a la contra

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Atlético

45' Sale Koke entra Carrasco

60' Griezmann

72' Fernando Torres

79' Sale Fernando Torres entra Vitolo

81' Saúl

80' Sale Correa entra Thomas

87' Thomas

Las Palmas

58' Sale Tana entra Vicente Gómez

61' Sale Jairo entra Nacho Gil

66' Ximo Navarro

79' Sale Dani Castellano entra Erik Expósito

84' Gálvez

ATLÉTICO, 3 - 0, LAS PALMAS

El Atleti se levanta a la contra

Los rojiblancos se redimieron de la eliminación de Copa. Marcaron Griezmann, Torres y Thomas. El Atleti aventaja en seis puntos al Valencia. Bien Las Palmas la primera parte.

Estados Unidos

Después de las dudas, resurgió el Atlético a la contra ante un Las Palmas mejorado. Resistió la primera parte, donde ya se veían sobre el césped tantas cosas de equipo de Jémez, balón jugado desde atrás, ambición de peligro arriba. Mientras el Atleti luchaba por ponerle su nombre al centro del campo, Correa le ponía su apellido en un área y otra. Si ante Chichizola era el futbolista que se acercaba una y otra vez, en la contraria, perseguía a Jairo para bloquear su disparo en un mano a mano en tiempo de un ganador de maratón.

Fue uno de los pocos vestigios que dejó una primera parte de un partido que citaba en el Metropolitano a dos equipos con heridas y ganas de olvidar. Pero sólo a ratos, con vestigios de fútbol, momentos, flashes. La zancada de Torres, que de pronto aparecía como un vendaval para espantar las ganas de siesta que daba el partido. Primero para ponerle un balón a Gabi que terminó despejando Chichizola, después en una arrancada ante tres rivales que acabó en nada pero ya era un camino: el del Atlético al área canaria. Quería olvidar la Copa por la vía más rápida. La vertical. Cada pérdida de balón de Las Palmas lo envolvía de colmillos y se lo enviaba al portero rival. Pero le faltaba Costa. Y sin Costa esos colmillos parecían de goma. No mordían de verdad.

En esa oleada de dominio, pudo Griezmann colárselo a Chichizola con una exquisitez de las que sólo sus botas saben imaginar. Disparo de espuela tras centro desde la derecha de Correa que se fue demasiado arriba y se estampó en el travesaño entre signos de exclamación.

No le volvería a dejar más Las Palmas en la primera parte. Serio, bien plantado, con sus botas tejió una tela de araña para impedir al Atleti volver a plantarse a los pies de Chichizola. Los balones en largo parecían el único argumento rojiblanco. La posesión era repartida, la intensidad similar. Si en Las Palmas, Peñalba libera a Viera, en el Atleti todos los balones van a Gabi. Pasan por su bota. Roba y en seguida el Atleti pisa área contraria. Pero a Correa se le fueron cegando los caminos y el peligro que Griezmann llevaba, en sus carreras, disparos y desmarques, seguía siendo un tanteo. Duraría toda la primera parte.

Al regresar el partido, Koke se había quedado bajo la ducha. Otro aviso a un jugador que cada vez es menos referencia, en otra tarde gris. Carrasco ocuparía su lugar. El campo se convertiría en una rampa hacia Chichizola.

Los minutos fueron pasando y pesando en las piernas de Las Palmas mientras el Atleti dominaba con y sin balón. Pronto lo haría también en el marcador. La bota de Griezmann era como la cuchara con la que Andy Dufresne cava el túnel en la pared de Cadena Perpetúa: el único camino a seguir. Ayudó Juanfran, con robo y asistencia telemétrica a su carrera. Lo coló el francés, clase pura, picando el balón ante la salida del portero.

Un palo y trece minutos después de ataques que a la defensa del Atleti no le hacían ni cosquillas, de nuevo esa zancada. Sería en otra contra conducida entre Correa y Griezmann y finalizada por Torres, con un balón a la escuadra. Golazo. Puño al aire. Flequilo al viento. Y ese grito de celebración que al Metropolitano le sale del alma. Lolololo. Titular por los problemas estomacales de Gameiro, su juego de espaldas, su zancada, le dieron la tranquilidad a un Atleti ante un Las Palmas al que le sobraron 45 minutos.

Puso el The End Thomas, después de que Vitolo siguiera ganándose minutos y sitio desde el banquillo. En otra contra. Corrió Carrasco, goleó Thomas. Recuperó el Atleti la sonrisa. Y se asienta en esa segunda plaza. Con el Valencia ya a una distancia de seis puntos.

0 Comentarios

Normas Mostrar