El Barça sigue estando mal

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Barcelona

3' Messi

45' Luis Suárez

79' Sale Rafinha entra Denis Suárez

79' Sale André Gomes entra Iniesta

80' Sale Digne entra Alba

89' Messi (p)

Leganés

54' Mantovani

64' Sale Morán entra Unai López

69' Sale Szymanowski entra Machís

70' Unai López

86' Siovas

86' Sale Siovas entra Insúa

94' Alberto

BARCELONA 2 - LEGANÉS 1

El Barça sigue estando mal

El Barça sigue estando mal

ALBERT GEA

REUTERS

El equipo blaugrana suda sangre para derrotar al Leganés a última hora y de penalti. Se bordeó la tragedia y Messi no celebró ninguno de sus goles. Ter Stegen, el mejor.

Con los años, las resacas son más duras. Duran más y tienen un proceso de rehidratación del cuerpo mucho más lento durante el cual el regreso a la vida normal se hace cuesta arriba. Cuando ya no tienes edad de recuperarte tras una mala noche, los músculos te duelen hasta durmiendo, es imposible centrarse en ninguna actividad intelectual básica, no digamos ya correr o esforzarse. El día a día es una tortura. El mal humor domina tu vida. El Barça demostró ante el Leganés que todos los tópicos de la resaca para personas mayores son ciertos y a punto estuvo de que la resaca ante el Leganés fuera peor que la mala noche ante el PSG. Finalmente, un penalti salvador provocado por Neymar y marcado por Messi, que no lo celebró, sirvieron para salvar un día complicado que estuvo a punto de acabar en desastre ante el Leganés (2-1).

Sigue el Barça sigue sin jugar un pimiento, sigue siendo irreconocible, sigue sin tener un entrenador que aporte una solución desde la banda, sigue desterrando del Camp Nou al público, sigue dividiendo a los pocos que van al estadio en base a una grada prefabricada que se equivoca en los cánticos desentendiéndose del partido y provocando debates que únicamente deberían estar en los medios y ha logrado algo preocupante: que Messi juegue a fútbol, marque dos goles y no sonría. Cuidado con eso. Messi empezó y acabo el partido para el Barcelona marcando un gol en el minuto tres y otro en el 90. No celebró apenas ninguno de los dos. Y ya dijo el que más ganó en este equipo, que el único secreto del Barça está en que Messi sonría. De momento, sigue salvando al equipo porque está claramente por encima de cualquier otro jugador. Pero que no sonría es preocupante.

Por lo menos, el partido se sacó adelante y se lograron tres puntos que de no sumarse hubiesen supuesto una vía de agua en la línea de flotación del club de proporciones titánicas, pues suponían decirle adiós a la Liga.

Jugando espantosamente, el Barcelona salvó el match ball con un penalti en el 90 que tiene el efecto de cualquier remedio a la resaca. La puede paliar, pero únicamente el tiempo, el reposo y el regreso a los buenos hábitos pueden volver a poner al Barcelona en orden.

Ante el Leganés, lo único bueno fue el resultado. Se adelantó el Barcelona en el minuto tres con un gol de Messi que se suponía que iba a ser el remedio a todos los males, pero fue como la lucidez del resacoss que cree que se levanta bien pero que en cuanto llega al comedor tiene que volver a sentarse en el sofá.

Tras el gol de Messi, el Leganés se hizo el dueño del juego en el Camp Nou con muy poquito. A pesar de eso, los madrileños convirtieron a Ter Stegen en el héroe del Barcelona. Fue el alemán el que mejor parado salió de la mala noche parisina y en base a sus paradas, el equipo sobrevivió en sus peores momentos. No obstante, un error tremendo de un Sergi Roberto -que paga la cabezonería de un técnico que le exprimió en la primera parte de la temporada hasta dejarlo para tomarse unas vacaciones urgentes- provocó el gol del empate. A la desesperada, el Barça buscó el gol que le valía seguir en la carrera por la Liga y lo encontró en un penalti. Pero eso no quita que el Barça siga tocado. Y triste. Necesita sopita.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar