Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A

F1

Ross Brawn comenta de "signos alentadores" en Schumacher

Fue su director técnico en los siete títulos con Benetton y Ferrari y da ese detalle sobre su estado en la BBC, añadiendo: "Hay demasiada especulación".

Ross Brawn y Michael Schumacher en Nurburgring 2006.
CHRISTIAN CHARISIUS

Ross Brawn, el ingeniero que acompañó los éxitos de Michael Schumacher en Benetton y Ferrari, habla en la BBC el estado físico del siete veces campeón de la Fórmula 1: "Es difícil para mí contestar sobre eso, porque la familia ha escogido llevar la convalecencia de Michael en privado y debo respetar eso. Hay signos alentadores y todos estamos rezando cada día para ver más de ellos. Pero todo lo que quiero decir es que hay mucha especulación acerca de su estado. La mayor parte es errónea. Así que nosotros sólo rezamos y esperamos poder seguir viendo algunos progresos, y que un día veamos a Michael recuperado de sus terribles lesiones".

Brawn trabajó para Benetton entre 1991 y 1996 como director técnico antes de dar el salto a Ferrari junto a Michael. Fue uno de los artífices de los cinco mundiales de pilotos y constructores consecutivos de la mano de Schumacher, Jean Todt (jefe del equipo), Rory Byrne (jefe de diseño) y Paolo Martinelli (responsable de motores).

Tras la temporada 2006, Brawn abandonó la escudería italiana. Dirigió Honda en 2008 y compró el equipo para renombrarlo en 2009 y conquistar el Mundial del doble difusor con Jenson Button. Pasó en 2010 a Mercedes, donde también coincidió con Schumacher, y con él se gestó el dominante monoplaza de la era híbrida, aunque se marchó tras el curso 2013 por diferencias con el equipo ejecutivo. Ahora su nombre ha sonado entre los candidatos a dirigir la Fórmula 1 después de Ecclestone y con la llegada de Liberty.

Michael Schumacher sufrió un grave accidente el 29 de diciembre de 2013 mientras esquiaba en los Alpes franceses. Estuvo ingresado en el hospital de Grenoble hasta que salió del coma en junio de 2014 y entonces comenzó en su casa de Ginebra un largo y hermético proceso de recuperación.