Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Actualizado a

Hasta el gol anulado por fuera de juego de la Real, el Barça bailaba cerca del precipicio de la depresión semanal proporcinado por la falta de suerte de Xavi.

Es raro, porque Xavi es de aquellas personas que ves y te imaginas que ganará todo. Hay otros que no, hay otros que los ves y no te lo crees, pero Xavi sí.

Y además era terrible las estadísticas en partidos ganados porque Xavi está peor que Koeman, Setién y Valverde. ¡Qué locura, pero los números no engañan!

Sin embargo, Xavi es de los de la flor y de los que está condenado a ser leyenda del banquillo después de haberlo ganado todo como jugador.

Sin bien faltan mecanismos de entendimiento en el centro del campo, la calidad de finalización fue espectacular.

El rombo del medio del campo estaba igualado y aunque faltaba la artesanía de Pedri, Ferran ayudaba para tener superioridad.

Ter Stegen volvió a ser uno de los mejores del mundo y en un fútbol cada vez más igualado, el gol siempre es caro, muy caro.

Por eso Ansu y Lewandoski son lo que no tuvimos el año pasado, los goleadores. El gol sale caro y tener a jugadores que los marquen, que no se lesionen, motivados y fluyendo en el campo es todavía más complicado, pero por eso está Xavi.

Xavi es el líder que mueve a todos para que cabalguen hacia el gol. Si marcamos muchos ganaremos mucho porque Koundé llegará, solo está descansando, pero será el mejor central del mundo en pocos meses y eso lo sabe hasta el más ciego.

Recuerden, no se trata de once jugadores mercenarios como hacen en La ciudad de la Luz (París) el fútbol va de creer y crear una familia que abrace un propósito y unos valores. Y eso es lo que debe hacer Xavi.