Los 40 USA
RegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Clásico Mundial de Béisbol 2023

Clásico Mundial de Béisbol rompe récords de asistencia

El duelo entre Estados Unidos y México estableció el récord de asistencia en un partido de fase de grupos del Clásico Mundial de Béisbol con 47,534.

Estados UnidosActualizado a
Phoenix (United States), 12/03/2023.- Dressed as a luchador, a Mexico fan celebrates his team's success during the Mexico vs USA Pool C game of the 2023 World Baseball Classic at Chase Field in Phoenix, Arizona, USA, 12 March 2023. (Estados Unidos, Fénix) EFE/EPA/RICK D'ELIA
RICK D'ELIAEFE

La quinta edición del Clásico Mundial de Béisbol ha sido un éxito en cuestión de venta de boletos y audiencia televisiva, según la Major League Baseball (MLB).

La MLB anunció, mediante un comunicado de prensa, que la fase de grupos del Clásico de 2023 fue la ronda con mayor asistencia en los estadios de Taiwán, Tokio, Phoenix y Miami con un total de 1,010,999 aficionados. El récord previo fue conseguido en 2017 con 510,056.

La asistencia promedio fue de 25,275 aficionados y el duelo entre Estados Unidos y México estableció el récord en un partido de primera ronda del Clásico Mundial de Béisbol con 47,534.

El primer día de actividad en territorio estadounidense también representó récords para los días iniciales en cualquier sede. El Chase Field de Phoenix registró 68,147 aficionados en los partidos de Colombia vs México y de Gran Bretaña vs USA. Por su parte, el loanDepot park acumuló 71,289 con los compromisos de Nicaragua contra Puerto Rico y de República Dominicana contra Venezuela.

TE PUEDE INTERESAR:

Audiencia televisiva del Clásico Mundial de Béisbol

El duelo entre Puerto Rico y República Dominica fue épico y el 61 por ciento la población boricua sintonizó el compromiso por televisión. Una cuarta parte de los televidentes que vio el juego era menor de 35 años.

En el caso de USA, el partido contra Gran Bretaña fue visto por 1.592 millones de estadounidenses. Esto lo convirtió en el partido de primera fase más visto desde 2009.