Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

EE.UU. - JORDANIA | MUNDIAL BASKET 2023

USA en el Mundial de Baloncesto FIBA 2023: Las cinco claves del triunfo de Estados Unidos ante Jordania

La Selección de Estados Unidos cierra con un pleno de victorias la fase preliminar de la Copa del Mundo tras tres absolutas exhibiciones.

Actualizado a
USA's Anthony Edwards reacts during the FIBA Basketball World Cup group C match between USA and Jordan at Mall of Asia Arena in Pasay City, metro Manila on August 30, 2023. (Photo by SHERWIN VARDELEON / AFP)
SHERWIN VARDELEONAFP

El equipo de USA Basket cierra su participación en la fase preliminar con otra holgada victoria, esta vez ante una Jordania que queda sin posibilidades de clasificar tras caer derrotada en los 3 encuentros que ha disputado (vs. Grecia, Nueva Zelanda y EE.UU.).

El equipo dirigido por Steve Kerr selló su pleno de triunfos en Manila con un resultado de 110-62 ante una Selección jordana que no plantó mucha batalla a causa de las grandes diferencias de plantilla. De esta forma, el equipo estadounidense ya conoce a los que serán sus rivales en la siguente ronda mundialista: Lituania y Montenegro.

Pese a ser contundente, la victoria de Estados Unidos sobre Jordania fue sobre todo trabajada. El equipo técnico y los jugadores desarrollaron un plan trazado que surgió efecto de forma notable. La estrategia de USA Basket estuvo basada en varias claves que desencadenaron el abultado resultado a favor de los norteamericanos.

1. Tiro exterior

El combinado estadounidense fue muy superior desde la línea de triple. Los jordanos, que en un principio se resistieron a lanzar desde la distancia, acabaron haciéndolo con unos porcentajes muy pobres. Por su parte, el equipo de USA fue fiable y consistente desde el perímetro, acabando la primera mitad con un total de 9 triples anotados por los 2 conseguidos por sus rivales.

2. Cargar el rebote ofensivo

Desde el arranque del juego, Estados Unidos se ha mantenido con gran actividad en ambos lados de la cancha. Normalmente, cuando un equipo se encuentra cómodo y desarrollando un juego dinámico suele atrapar más rebotes que el rival. El talento baloncestístico, la inteligencia y la capacidad física también son condicionantes clave en este campo. En este partido, la gran diferencia estuvo en la estadística ofensiva: EE.UU. atrapó un total de 17 rebotes ofensivos y Jordania tan solo 7.

3. Aislar a Hollis-Jefferson

Muchas veces, en el aspecto defensivo, la clave colectiva no está en trabajar un sistema para anular al máximo anotador rival, sino en ‘ahogar’ sus segundas opciones y evitar que pueda crear superioridad por medio de un ataque individual. La Selección estadounidense desarrolló un juego defensivo basado en limitar las ayudas a Hollis-Jefferson, qué pese a que sumó una veintena de puntos, se vio obligado en muchas ocasiones a doblar pases sin peligro y sacar tiros forzados que redujeron notablemente sus porcentajes.

4. Al máximo desde el inicio

Steve Kerr y su equipo sabían de la importancia de tener un buen arranque que les permitiera tomar ventaja. De esta forma, los estadounidenses salieron al 100% desde el primer cuarto en ambos lados de la cancha. Una buena serie de defensas iniciales y un promedio anotador constante permitieron a la Selección de Estados Unidos cosechar una ventaja de 19 puntos al término de los primeros 10 minutos. De ahí en adelante, el único cometido era seguir trabajando con la situación a favor.

5. Fiabilidad en el pase

Estados Unidos es una de las selecciones que mejor está compartiendo el balón en lo que va de Mundial. Pese a ser un roster plagado de talentos individuales, varios jugadores están teniendo una aportación notable en estadísticas de pase y la circulación de balón está siendo impecable. En el choque ante Jordania, la Selección de USA sumó un total de 29 asistencias y solo 15 pérdidas.